La clase obrera francesa se echa a las calles contra la reforma laboral del Gobierno y la Patronal

La clase obrera francesa se echa a las calles contra la reforma laboral del Gobierno y la Patronal

 

francia 090316

Miles de personas se manifestaron este miércoles en Francia contra un proyecto de reforma laboral impulsado por el gobierno y criticado por los sindicatos, que busca facilitar el despido de trabajadores y recortar derechos laborales.

La prefectura de policía ubicó en 224.000 la cantidad de personas que se movilizaron, mientras que los organizadores de las protestas manejan la cifra de 500.000.

En París, las autoridades informaron que se movilizaron 30.000 individuos, al tiempo que los sindicatos hablan de 100.000.

Según la información divulgada, el plan contempla una mayor facilidad para despedir trabajadores y precarizar aún más sus condiciones de trabajo. Por ejemplo, la organización del tiempo de trabajo o la remuneración de las horas extraordinarias, hasta ahora enmarcadas por la ley, serán decididas por acuerdos de empresa.

También prevé facilitar los despidos por motivos económicos y poner topes a las indemnizaciones por despido otorgadas por los tribunales laborales.

Los manifestantes pidieron este miércoles la eliminación del proyecto al considerar que supone un duro ataque a los intereses de la clase obrera.

“Le corresponde ahora al gobierno tomar conciencia del rechazo a su proyecto y extraer las consecuencias”, dijo el sindicato FO en un comunicado, en el que calificó de éxito el respaldo ciudadano y aseguró que prevé mantener la presión al respecto.

La Confederación General del Trabajo (CGT) llamó a una respuesta fuerte y unida del mundo del trabajo.

Según la organización, si fuera adoptado, ese plan constituiría un retroceso histórico de los derechos de los empleados, al apuntar que ofrece una libertad total al empresariado.

“Toma en cuenta los intereses financieros del empresariado y de los accionistas, por encima de la protección de los empleados”, enfatizó.

El documento será presentado el 24 de marzo al Consejo de Ministros. Posteriormente, debe comenzar su examen en el Parlamento en un contexto de persistentes dificultades laborales.

Las movilizaciones de este miércoles coincidieron con huelgas en la compañía estatal ferroviaria SNCF y en la entidad de transporte metropolitano RATP, donde los empleados pidieron la subida de sus salarios y pensiones.

Las mismas provocaron perturbaciones en el transporte en todo el país, con unos 300 kilómetros de embotellamientos sólo en las carreteras de la región parisina.

LibreRed | Prensa Latina

http://www.librered.net/?p=43047

10/03/16

Deja un comentario

Debates por mes