El ultraizquierdismo no ayuda

El ultraizquierdismo no ayuda

 

Por:   Abelardo Pardales (MST-Chile)

En un artículo aparecido en la página de la LITCI de su partido adherente en España, Corriente Roja, aparece una foto con un cartel que dice: “Nuestros sueños no caben en vuestras urnas”, es sin duda una linda frase poética pero políticamente equivocada porque traducida significa no vamos a participar en las elecciones, idea que el artículo se encarga en reforzar.

¿Es correcto no participar en las elecciones?

Se señalan varios argumentos para no participar: quien las llama es un régimen monárquico bipartidista, que ayuda a los bancos y no a los trabajadores, que no da recursos para educación y vivienda, que el voto es calificado y no igualitario, que la reforma a la constitución refuerza el bipartidismo, que el régimen ha desoído en llamado a un referéndum contra el “golpe constitucional”, etc. En suma, se trata de una descripción, que nos parece correcta, de todas las calamidades que debemos soportar del capitalismo monárquico español y debido a las cuales sacan la conclusión de que hay que rechazar la participación en las próximas elecciones.

Sin embargo las lacras del capitalismo español que describen los compañeros de Corriente Roja son comunes a todo el capitalismo pero eso no ha impedido que los revolucionarios participemos de las elecciones llamadas por el sistema. Recordemos brevemente la participación, para tomar un ejemplo clásico, del partido bolchevique en la elección de la Duma convocada por el Zarismo, del cual no podríamos decir que era más democrático que el régimen español, o más recientemente en la década el 70, en Argentina, con la participación del PST en elecciones convocadas por la dictadura militar. El morenismo en esos años sentó las bases para la participación revolucionaria en las elecciones llamadas por la burguesía en momentos que las organizaciones guerrilleras y de la clase media radicalizada levantaba consignas tales como “ni golpe ni elección, revolución” o “ni votos ni botas, fusiles y pelotas”. Las posiciones del morenismo, ampliamente criticadas en su momento por el resto de la izquierda, posteriormente se generalizó como táctica de participación electoral imitada por esos mismos críticos partidos de izquierda. La referencia al morenismo se constituye en una mención indispensable puesto que los compañeros de Corriente Roja al ser parte de la LITCI reivindican el legado morenista. Sin embargo, queda demostrado que aquí no están siguiendo ese legado y por el contrario han adoptado una posición ultraizquierdista.

¿Hay que participar siempre en las elecciones burguesas?

No, de ninguna manera. Volviendo a Lenin, él definió que el boicot o el rechazo a las elecciones llamadas por la burguesía sólo se podía dar cuando el movimiento de masas tenía la fuerza suficiente para destruir esa institución burguesa e imponer su propia organización. El ejemplo más conocido es cuando el partido bolchevique disuelve la Asamblea Constituyente mediante la fuerza de los soviets que era la nueva organización obrera infinitamente más democrática que la más democrática de las instituciones burguesas, cual es precisamente la AC. Participar de esa AC se hubiera transformado ahí sí en una traición contra la Revolución de Octubre.

¿Es esta la situación en España? ¿Dónde está la nueva institucionalidad obrera y popular que se imponga al llamado del “régimen monárquico bipartidista”? Nosotros no vemos esa situación. La indignación, la frustración, el ataque permanente al nivel de vida, es un motor para que la movilización de los trabajadores y el pueblo se generalice y su conciencia se plasme en nuevas organizaciones que luchen contra el régimen, como lo es hoy el movimiento de los indignados. Pero no debemos engañarnos, todavía el cuestionamiento al régimen por métodos revolucionarios no ha ocurrido. Por lo tanto, debemos participar de estas elecciones, por más limitativas que sean, con candidatos que denuncien lo que este sistema representa y presentando un programa obrero y socialista para salir de la crisis.

Llamamos entonces a Corriente Roja a unirse al frente ya conformado por Izquierda Anticapitalista, En Lucha y Lucha Internacionalista, con sus propios candidatos, para ofrecer al pueblo español una opción revolucionaria que será infinitamente superior al mero rechazo electoral o al voto nulo.

LaClase 08/11/11

Deja un comentario

Debates por mes