¿Con Cristina mejora la escuela pública?

¿Con Cristina mejora la escuela pública?

Marcha de docentes de Capital

Una vez más, como todos los años desde que asumió, en su discurso a la asamblea legislativa Cristina dijo defender la escuela pública y fustigó a los docentes y sus luchas, responsabilizándolos de todos los males de la educación de nuestros hijos. Unos días antes se realizaba el Encuentro Nacional de Docentes en Marcha con un importante análisis sobre la política educativa del gobierno K que desmiente estas declaraciones y prevé perspectivas de nuevas luchas.

Escribe: Guillermo Sánchez Porta
                                      Docentes en Marcha

A Cristina le encanta dar cifras que se pierden en medio de sus discursos. En este caso planteó su “alegría” por los avances en las evaluaciones a alumnos en matemáticas, lenguas, ciencias naturales y sociales. ”Creo que todavía nos falta, pero ha tenido que ver el incremento de los 5 millones de puestos de trabajo; la Asignación Universal por Hijo, donde los chicos van ahora a la escuela a aprender y no van a comer”. ¿Esto es así?

El nivel educativo y la escuela pública caen en picada en la era K

Días después, el ministro Sileoni dio más datos del estudio oficial:

* El 30% de los pibes no supera el mínimo de conocimientos requeridos en Matemáticas, Sociales y Naturales. En Lengua, un 27%.

* Empeora entre los más pobres: sólo el 4,4% en Matemáticas y un 8,7 en Lengua llegan a un resultado “alto”. Entre los ricos, el 26% y 31,7%.

* El mismo fenómeno social se refleja geográficamente: en el Noroeste, Noreste y Cuyo tienen resultados mucho más bajos que en el Centro y la Patagonia.

* El INDEC informó que el 50% de los pibes repite en el secundario y sólo lo termina el 18% que lo inicia.

Los datos del estudio internacional PISA (el estado argentino adhiere y participa junto a 65 países) son contundentes: en Lengua y Comprensión Lectora, Argentina cayó al lugar 58, con un 50% de alumnos que no comprenden un texto sencillo. En Matemáticas quedamos en el lugar 56. Y últimos en “disciplina escolar”.

En el 2000 estábamos en el lugar 37 y éramos primeros en Latinoamérica. En 2006 quedamos en el 53º. Hoy caímos al 58º. Según Cristina “estamos en el rumbo indicado”.

Con los K avanzan la privatización y los ataques a los salarios y derechos docentes

En el Encuentro de Docentes en Marcha se precisó que la política de los Kirchner, lejos de avanzar la escuela pública, ha desarrollado a niveles nunca vistos la educación privada. Lo que hace dos décadas era inusual, hoy se ha generalizado: el 50% de los niños de Capital van a escuelas privadas y el 45% en la provincia de Buenos Aires. ¡En Chile, donde los estudiantes luchan contra ese sistema educativo, también es del 50%!

El gobierno sigue fomentando el negocio educativo, cerrando cursos y negando la construcción de aulas de escuela públicas y subsidia a las escuelas privadas.

Cae la inversión en infraestructura y salarios y atacan los derechos laborales y la forma democrática y transparente de elegir a los docentes. De esa manera quieren avanzar en la “gerenciación” de escuelas (que empresas se hagan cargo de co-gestionar escuelas “públicas”) permitiendo que directores puedan designar a dedo su personal, como en cualquier fábrica, y despedirlo cuando deseen.

Al revés de la creencia popular, la calidad educativa también cae en la escuela privada ya que, al cobrar los mismos salarios miserables y no tener los derechos ni la estabilidad de las escuelas públicas, en general los docentes con menores puntajes toman esos cargos.

El ataque de Macri al sistema de contratación docente en la Capital es parte de esta política nacional y está avalada por la nueva ley de educación kirchnerista.

Los salarios, cuyos básicos en general no llegan a los $1.500 y de bolsillo apenas superan los $2.500 de inicial, están lejos de la canasta básica.

Esta es la realidad de la política educativa de los Kirchner que Cristina quiere profundizar. Por eso, en 2012 volverán los enfrentamientos contra los docentes. Llamamos a no dejarnos engañar por el doble discurso kirchnerista y a apoyar las luchas docentes para defender la educación pública.

El Socialista 14/12/11

Un comentario para “¿Con Cristina mejora la escuela pública?”

  • Docentes Capital

    Lecciones de una histórica lucha

    Escribe: Jorge Adaro y Laura Marrone
    Integrantes de la Directiva de ADEMYS

    Los docentes porteños, con la realización de contundentes paros y multitudinarias movilizaciones, pero también con innumerables actividades por distritos y escuelas (charlas, festivales, asambleas, volanteadas), llevamos a cabo la más importante y masiva lucha de los últimos años. En este caso, contra la política del macrismo de liquidar el transparente régimen de concursos públicos para acceder a cargos docentes, bajo el cogobierno de Juntas de Clasificación electas por los docentes.

    A pesar de todo este esfuerzo y voluntad de lucha, el jueves 1º -luego de una jornada escandalosa, donde una patota agredió a los docentes que nos encontrábamos movilizados para poder liberar la entrada a la Legislatura- se votó el proyecto del legislador de la Coalición Cívica, Abrevaya, que en esencia mantiene los objetivos del proyecto del gobierno porteño.

    ¿Por qué no se ganó? Fundamentalmente por la falta de un plan de lucha consecuente y con medidas progresivas. La mayoría de las conducciones sindicales (hay 17 sindicatos docentes en Capital), pero sobre todo la kirchnerista Celeste de UTE, levantaron medidas de lucha aisladas. UTE no convocó a plenarios durante más de un mes, mientras los legisladores del Frente para la Victoria, incluyendo al docente Celeste, Tito Nenna, votaban a favor del presupuesto 2012 de Macri. CTERA no tomó ninguna medida de acción concreta dejando, una vez más, aislada la lucha docente. En tanto, el ministro Sileoni declaraba atacando el derecho a hacer paros que tenemos los docentes.

    Las asambleas abiertas, convocadas desde ADEMYS sirvieron de canal organizativo para los docentes que quisieron darle a las medidas de lucha un carácter continuo y progresivo, debatiendo y resolviendo de manera democrática, en base a los mandatos que surgían de las escuelas. Así, en varias oportunidades, las conducciones burocráticas se vieron presionadas a llamar a paros, aunque no alcanzó para obligarlos a llevar adelante todas las medidas de lucha necesarias para ganar. Principalmente porque faltó la existencia de una Asamblea Única de toda la docencia de la Capital, para poder resolver de manera democrática y unitaria.

    Como saldo positivo queda la enorme experiencia hecha por miles de docentes que continúan dispuestos a seguir la pelea en contra la política educativa del macrismo, que también se expresará contra la intención, tanto del gobierno porteño como del nacional, de imponer un techo bajo al próximo aumento salarial.

    El Socialista 14/12/11

Deja un comentario

Debates por mes