Carabineros reprime multitudinaria marcha estudiantil que toma las calles de Santiago Destacado

Chile

 Carabineros reprime multitudinaria marcha estudiantil que toma las calles de Santiago Destacado

Estudiantes manifestando

por Kaos. Chile

Según los organizadores, la marcha reunió a unas 120.000 personas, aunque las autoridades no entregaron aún una cifra oficial. Con todo, la manifestación copó al menos 20 cuadras de la céntrica Alameda, en medio de una férrea presencia policial, que incluyó perros y caballos.
Fuente: Agencias

Apenas comenzada la marcha (Con información de PL y Telesur)

La marcha iniciada este jueves por movimientos estudiantiles chilenos, acompañados también por la ciudadanía y trabajadores de la educación, fue reprimida por los carabineros quienes arremetieron con gases lacrimógenos y camiones lanza agua, informó la corresponsal de teleSUR en Chile, Beatriz Michell.

“Ha comenzado a llover y también a aparecer algunos Carabineros para reprimir a los manifestantes; la estrategia de los cuerpos policiales ha sido el de colocarse a la mitad de la marcha con carros para lanzar gases lacrimógenos”.

“Luego de ser dispersados, los estudiantes se reagrupan y vuelven a avanzar, para posteriormente ser dispersados nuevamente con gases lacrímogenos por parte de la policía”, dijo Mitchell.

Michell señaló que “la cabecera de la manifestación está avanzada y cercana al Palacio de la Moneda, donde esperan entregar un documento al presidente Sebastián Piñera”.

La reportera señaló que “los olores a gases lacrimógenos ya son muy fuertes. Se han originado enfrentamientos entre los estudiantes y los carabineros (…), todavía hay mucha gente, ciudadanos, dirigentes sindicales que están tratando de avanzar y hacerle frente a las bombas lacrimógenas”.

Por los momentos el Gobierno no ha emitido declaraciones acerca de las peticiones de los estudiantes, de acuerdo con lo informado por la corresponsal de teleSUR en Chile.

De este modo las fuerzas policiales chilenas vuelven a reprimir al movimiento estudiantil que se moviliza para exigir reformas en el sistema educativo. Dos semas atrás, las fuerzas policiales también arremetieron contra una marcha que pretendía entregar un documento al gobierno; incluso fueron detenidas varias personas entre ellas, un observador de una ONG.

Al final de la marcha

Decenas de miles de estudiantes chilenos protagonizaron este jueves la más multitudinaria marcha en lo que va del año por el centro de Santiago, en reclamo de educación pública, gratuita y de calidad y el fin del lucro, que creen no ha sido acogido por el gobierno.

Acompañados de la lluvia y un intenso frío, miles de estudiantes se agolparon desde temprano en la céntrica Plaza Italia, para marchar por la avenida Alameda, la principal arteria del centro de Santiago, pasando -como desde hace meses no lo hacían- por el frente del palacio de gobierno.

En un clima festivo y al sonar de tambores, los estudiantes lograron revivir el ambiente de carnaval del año pasado, cuando irrumpieron con su reclamo para acabar con el sistema educativo heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que casi desmanteló el sistema público de enseñanza y consagró el ingreso de los privados.

Según los organizadores, la marcha reunió a unas 120.000 personas, aunque las autoridades no entregaron aún una cifra oficial. Con todo, la manifestación copó al menos 20 cuadras de la céntrica Alameda, en medio de una férrea presencia policial, que incluyó perros y caballos, constató la AFP.

La manifestación se desarrolló mayoritariamente de forma pacífica, pero una vez finalizada la manifestación, en tanto, se registraron enfrentamientos con la policía, que lanzó gas lacrimógeno y chorros de agua. No hay aún cifra oficial de detenidos.

“Hoy tenemos motivos para sentirnos orgullosos, es una gran marcha. Abajo los que lucran, arriba los que luchan”, dijo Gabriel Boric, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), la principal universidad del país, en el acto de cierre de la manifestación.

Después de las más de 40 marchas que organizaron el año pasado y las cuatro que van en 2012, los estudiantes acusan al gobierno de Sebastián Piñera de no acoger sus demandas, que implican una completa reformulación del sistema pese a la serie de proyectos de ley enviados por su gobierno al Parlamento.

Los proyectos, ninguno de los cuales ha sido aprobado aún, proponen una mayor regulación a los establecimientos educativos para que cumplan con la ley y no lucren, lo que está estrictamente prohibido en la actual legislación pero es burlado a través de una serie de resquicios legales.

“Aquí hay un cuestionamiento profundo a un modelo de desarrollo que genera lucro, que genera aprovechamiento de unos pocos respecto no sólo a la educación, sino a la salud, a nuestro trabajo, el sistema de pensiones, nuestros recursos naturales”, señaló la popular dirigente estudiantil Camila Vallejo, miembro del Partido Comunista.

Piñera, que ha visto caer drásticamente su popularidad por culpa de los reclamos estudiantiles, propuso también acabar con un sistema de créditos que otorgan los bancos privados para financiar los estudios universitarios, con intereses que triplican a los que otorgan internamente las universidades públicas.

A cambio, se establece un sistema público, con un interés promedio del 2%, aunque en ningún caso el gobierno ha cedido a la demanda de gratuidad, porque estima que esa política beneficiaría a los más ricos del país, que logran acceder a las mejores universidades públicas.

29/06/12

Deja un comentario

Debates por mes