China: La mayor huelga, para “celebrar” el 1° de mayo

 China: La mayor huelga, para “celebrar” el 1° de mayo

Huelga en  fábrica china de calzado

Huelga en fábrica china de calzado

Por:  Charles- André Udry

Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

Desde hace 12 días, los trabajadores y las trabajadoras del grupo Yue Yen realizan una huelga en dos de sus principales fábricas en China. El 25 de abril, los huelguistas sumaban 40.000 según diversos informes creíbles. La mayor huelga en la historia de la República Popular de China.

El grupo Yue Yen es originario de Taiwán. Fue creado en 1969 por la familia Tsai. Desde el principio, se centró esencialmente en calzados deportivos. El grupo se especializa en la década de 1970, en la producción de esos calzados. En 1988, la familia Tsai se instala en Hong Kong y estableció sus primeras fábricas en Zhu Hai y Zhong Shan, provincia de Guangdong, en la República Popular de China. Este es el tiempo de las reformas de Deng Xiaoping y de las negociaciones con Margaret Thatcher para la entrega de Hong Kong. El grupo también cotiza, desde entonces, en la Bolsa de Valores de Hong Kong.

Al mismo tiempo, Tsai tiene una participación significativa en la empresa de distribución de calzado deportivo y productos similares llamada Pou Chen Corporation. Cotiza en la Bolsa de Taipei. En la década de 2000, Yue Yen tendrá todo el control de Pou Chen. Se comprará Pro Kingtex que tiene plantas en China y México, y Eagle Niza, en 2005. Su expansión a través de adquisiciones y reorganizaciones de la producción continuó.
Actualmente, es el grupo más grande del mundo en los diversos segmentos de calzados deportivos. Según el Informe Anual 2013 -publicado el 26 de marzo 2014 por el holding con sede en Hong Kong-, Yue Yen emplea a 423.000 trabajadores y trabajadoras en el mundo. Se califica como “Manufacturer for the Global Market”. Yue Yen tiene fábricas y “centros de investigación” en China -cinco en total- así como en Camboya, Vietnam, Hong Kong, Bangladesh, Indonesia, México y Estados Unidos.

Simultáneamente con su producción, Yue Yen produce varios tipos de calzados deportivos para grandes marcas como Nike, Adidas, Reebok, Ascis, New Balance, Puma, Under Armour, Timberland y Salomón. A través de Pou Chen, que lidera en la República Popular de China, distribuye sus productos y los de ciertas marcas (Limited Nike, Addidas y Converse), al menos una parte de la producción.

En 2013, se fabricaron 313,4 millones de pares de calzados a nivel internacional, para un volumen de negocios de 5.800 millones de dólares. Ambas cifras se utilizan para estimar el margen obtenido por las marcas y sus distribuidores en cada par vendido, a menudo a más de 100 dólares cada uno. Los principales mercados de Yue Yen fueron Asia (42,3 %), los EEUU (29,3 %), Europa (19,8 %), América del Sur (4,6 %) y Canadá (1,5 %).
Los precios impuestos por las grandes marcas -ante la huelga, Adidas acaba de cambiar de proveedores en China- comprime los márgenes. Yue Yen señala que la respuesta a esta presión se hizo en 2013; por un lado, la localización de los volúmenes de producción en los sitios que permiten jugar sobre a depreciación de la moneda, y , en segundo lugar, en un aumento de la productividad (en dirección de la producción “racionalizada” técnicamente), y una intensificación del trabajo (las tasas más altas de tiempo de trabajo , con un día de trabajo sin porosidad, es decir, sin “tiempo muerto”) . Por otra parte, desde 2012 hasta 2013, el grupo redujo su plantilla total de 460.000 a 423.000; mientras que la producción en el año 2013, más de 12 meses, ha aumentado ligeramente en comparación con 2012 .

La huelga comenzó en Dongguan, ciudad en el sureste de China. Se trata de la huelga declarada por el mayor número de trabajadores en la historia de la República Popular China. Las reivindicaciones se refieren principalmente a una constatación muy importante para los trabajadores y trabajadoras que llevan años en la misma fábrica: Yue Yen no ha cumplido con las “contribuciones” para la jubilación y para el fondo adquisición de la vivienda. Y esto después de 10 o 20 años, según los trabajadores y trabajadoras en cuestión. Muchos de ellos siguen teniendo contratos de duración determinada (CDD) después de años de trabajo, lo que resulta de una política de intensificación del trabajo y de una técnica probada para no realizar tiene ningún aporte social.

El otro método para “reducir el coste del trabajo ” es el siguiente: en un sueldo de 480 dólares, Yue Yen cumple “sus” contribuciones tomando como referencia 288 dólares de salario. Todo esto lleva a que las pensiones recibidas estarán por debajo del nivel de la pensión estatal, que, de hecho, es de por si miserable. A estas reivindicaciones agrega un reajuste de ajuste de los salarios debido al aumento de los precios. Es 37 dólares.
De acuerdo con un informe de NBC News y la información del China Labour Watch lo común es un salsrio de 1.70 dólar por hora. Para alcanzar los 400 dólares mensuales por mes, la semana laboral de 60 horas es obligatoria.

La huelga comenzó el 13-14 abril. Con el fin de no ser reprimidos brutalmente, los trabajadores y trabajadoras hicieron una demostración delante de las instalaciones y luego regresaron a sus hogares. Dada la falta de estructuras sindicales independientes los trabajadores migrantes juegan en parte una función de sustitución de instrumentos. El 22 de abril, la huelga se extendió a la segunda planta. La policía detuvo a dos representantes.

El 25 de abril de uno de ellos fue liberado. Aunque se negó a firmar una orden que le intimaba a no acercarse a la fábrica y a no apoyar la huelga. Otro militante sindical sigue prisionero en un “lugar desconocido.” Desde el inicio, la policía “visita” las viviendas de los huelguistas para amenazarlos. El resultado parece ser, por el momento, muy poco eficaz.

Los huelguistas se negaron al acuerdo propuesto por la empresa. Ésta se comprometió a pagar las contribuciones desde el 1° de mayo de 2014. Los temores de que nunca pagaran las cuotas siguen siendo valederos. De hecho, las cantidades adeudadas por Yue Yen suben hasta 3.200 y 4.800 dólares. Para una gran parte de los trabajadores y trabajadoras es, a menudo, el salario de más de un año.

En esta situación, los trabajadores y las trabajadoras decidieron continuar la huelga hasta el próximo 1° de mayo de 2014. En la República Popular China, el 1° de mayo es “celebrado” como el “Día del Trabajo”. Esta fecha simbólica ser conmemorada por los trabajadores y trabajadoras de las fábricas de la famille Tsai, en Guandong, forma radicalmente diferente a las del Partido-Estado y del Presidente “camarada Xi Jinping” , quien también es secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China y, por lo tanto, está a la cabeza de la “fábrica del mundo”.

 

Más Información:  http://alencontre.org/

LaClase 26/04/14

Deja un comentario

Debates por mes