Se extienden en Asia las huelgas obreras

Se extienden en Asia las huelgas obreras

LLAMADO DE ATENCIÓN PARA LAS GRANDES CADENAS DE ROPA
Se extiende en Asia el malestar de trabajadores por los bajos salarios
Aunque algunas cadenas aumentaron hasta 80% los salarios, los operarios textiles siguen siendo los peor pagos del mundo. En algunos países las protestas son violentas
AMY KAZMIN

Los trabajadores de Bangladesh que fabrican prendas para marcas occidentales como H&M, Gap y Marks & Spencer, recibieron el aumento salarial de 80%, con protestas violentas que incluyó quema de autos y saqueos de comercios en la capital Dhaka .

Para los operarios textiles peor pagos del mundo, el sueldo mínimo pasará de u$s 23 a u$s 43 mensuales y el incremento tendrá vigencia a partir de noviembre. Se trata de la primera recomposición salarial en cuatro años, pese al alza de los precios de los alimentos y el combustible durante ese período. Sin embargo, los trabajadores están enfurecidos porque Dhaka no aceptó los u$s 75 mensuales que ellos reclamaban.

El gran enojo de esos asalariados es un llamado de atención para las grandes cadenas minoristas internacionales que esperan escapar de los crecientes costos laborales y huelgas en China mudando mayor producción a otros centros industriales asiáticos.

Si bien arrancan con una base más barata que China, los centros industriales de Asia como Bangladesh, Vietnam, Cambodia e Indonesia también están enfrentando un creciente malestar de los operarios y una fuerte presión sobre sus salarios debido al incremento de los precios de los alimentos y otros productos de primera necesidad.

“No veo muchos países de bajos costos en la región donde los salarios no reciban presiones,” aseguró Ifty Islam, socio gerente de Asian Tiger Capital Partners, que tiene su casa central en Bangladesh. “La capacidad de los empleadores de pagar poco a sus trabajadores está disminuyendo”.

Los reclamos de una mayor paga en todo Asia indican que están mejorando las oportunidades laborales en economías que crecen más rápido que sus mercados occidentales. “En Asia se observa un gran crecimiento y dinamismo, y eso está generando tensiones para que suban los salarios,” dijo Islam.

En Cambodia, Phnom Penh hace poco subió 21% el sueldo mensual mínimo, de u$s 50 a u$s 61. Fue un retoque inferior al que pedían los 273 sindicatos más activistas de Camboya, aunque no se materializó la huelga de tres días que estaba programada para toda la industria.

En Vietnam, los trabajadores golpeados por una inflación de 9% hicieron 200 paros el año pasado. En abril, por ejemplo, se declararon en huelga casi 10.000 asalariados de un fabricante taiwanés de zapatos.

En Indonesia, la paga mínima mensual en 2008 subió 10% a casi u$s 100. Hubo paros en fábricas textiles el mes pasado en Bandung, donde 40.000 trabajadores de varias compañías se manifestaron en contra del aumento de precios de la electricidad.

En India también, Nokia,el fabricante de celulares finlandés; Bosch, el productor alemán de autopartes; Hyundai de Corea del Sur; Volvo e innumerables compañías locales enfrentan un creciente malestar entre su personal industrial.

Pero en ningún lugar es tan palpable la furia de los trabajadores como en Bangladesh, donde el primer ministro Sheikh Hasina Wajed aseguró que el actual sueldo mínimo “no sólo es insuficiente, sino inhumano”. Los precios de los alimentos subieron 31% desde 2006, cuando tuvo lugar la última recomposición salarial.

Sin embargo, Dhaka es sensible a los intereses de los dueños de fábricas textiles, de los cuales 29 ocupan bancas en el parlamento, mientras que muchos otros legisladores tienen intereses en compañías que producen indumentaria.

——————————————–

DACCA, 1 Ago. (Reuters/EP) -

Al menos 80 personas resultaron heridas este domingo en los enfrentamientos entre trabajadores de la industria textil y efectivos de la Policía de Bangladesh cuando los agentes emplearon porras, balas de goma y gases lacrimógenos contra los manifestantes, según el relato de testigos presenciales.

Este es el tercer día de protestas contra la decisión del Gobierno de un salario mínimo que los obreros consideran demasiado bajo. En los últimos dos días hasta 250 personas han resultado heridas en los disturbios por las protestas en Ashulia y otras zonas cercanas a la capital.

En Bangladesh trabajan más de 3,5 millones de personas en la industria textil y de ésta dependen empresas mundiales como JC Penney, Wal-Mart, H&M, Kohl’s, Marks & Spencer, Zara o Carrefour. El salario mínimo anunciado el jueves por el Gobierno es de 3.000 takas al mes (unos 33 euros), casi el doble de la cantidad anterior, pero está muy por debajo de los 5.000 takas que demandan los sindicatos.

La Policía informó de que varios grupo violentos se concentraron en los suburbios de Ashulia y Savar, en el norte de Dacca, y cortó una autovía durante varias horas abucheando y lanzando ladrillos contra los policías.

Los manifestantes también levantaron barricadas en una carretera de Narayanganj, en el este de la capital, donde también se registraron enfrentamientos con la Policía, informaron testigos presenciales.

La huelga ha provocado que decenas de fábricas hayan tenido que cerrar este domingo, informó un portavoz policial desde Ashulia. Los manifestantes atacaron varios vehículos y saquearon varios comercios, dijo.

UIT CI 28/08/10

Deja un comentario

Debates por mes