El fin de la Concertación.El triunfo electoral de Piñera

Chile: el fin de la Concertación

El triunfo electoral de Piñera

piñeraSebastián Piñera, derechista y multimillonario, fue electo nuevo presidente de Chile con el 51% de los votos válidos en segunda vuelta. El resultado expresa la crisis profunda de la Concertación, que gobernó Chile desde que se fue Pinochet.

Escribe: Miguel Lamas

Esta crisis de la Concertación (alianza entre la Democracia Cristiana, el Partido Socialista y organizaciones menores), se debe a que el pueblo dejó de creer en sus promesas huecas. Decían que era un “modelo exitoso”. Se presentaron como centroizquierdistas y hasta “socialistas” con Bachelet, pero gobernaron al servicio del imperialismo, con el modelo neoliberal heredado de Pinochet, tratando de mantener la ley pinochetista destructora de la educación, apaleando estudiantes, reprimiendo y asesinando a los mapuches que reclaman sus tierras, criminalizando toda protesta obrera, estudiantil o popular, manteniendo la flexibilización laboral pinochetista, firmando el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, entregando una porción mayor del cobre y todo el resto de la minería a las multinacionales.

Perdió Eduardo Frei, el candidato de la Concertación, que en 1973 apoyó el golpe contra Pinochet. Y perdió porque se desfondó la Concertación, abandonada por más del 40% de su base electoral tradicional en la primera vuelta que votó por Marco Enríquez Ominami (2 millones de votos), una figura mediática, joven, de 35 años, hijo de quien fuera dirigente del MIR, Miguel Enríquez, sin un programa claro y prometiendo “cambios”. Otro 6% (430.000 votos) del padrón total votó por la candidatura de izquierda de Jorge Arrate (PC y otros). La mayoría de estos votaron por Frei en la segunda vuelta. Pero, una parte importante no lo hizo y hubo incluso sectores populares que equivocadamente votaron por Piñera como un voto castigo a la Concertación. Esto es resultado de que tanto el PS como el PC apoyaron, durante años, políticas neoliberales y provocaron un retroceso en la conciencia de la clase obrera. Además, es bueno recordar que hay 4 millones de personas en edad de votar que no se toman la molestia de inscribirse en el padrón y otros 900.000 de empadronados que se abstuvieron. ¡Casi 5 millones no creen en este sistema político! Los 3.580.000 votos del ganador Piñera representan menos del 30% de las personas en edad de votar. Es decir que su apoyo popular es bastante relativo.

El desfonde de la Concertación se explica por el surgimiento de un profundo movimiento social contra las políticas neoliberales y antiobreras. El más importante, el movimiento de los “pinguinos” (estudiantes secundarios) que en 2006 hizo una huelga histórica y obligó a derogar la ley de educación. Luego siguieron grandes huelgas obreras, de docentes y el movimiento de los mapuches. Este es el proceso más importante que está en marcha, y que dejó sin sustento a la gran mentira de la Concertación.

Por supuesto que Piñera, pinochetista (aunque él lo niega), uno de los multimillonarios más fuertes (Forbes le atribuyó 1.000 millones de dólares), dueño de LAN (línea aérea), del club Colo Colo, del canal Chilevisión y de cadenas de supermercados, no traerá ninguna mejora y, por el contrario, continuará e intentará profundizar la política proimperialista y antipopular.

Probablemente este movimiento social comenzará a enfrentar las políticas de Piñera. La huelga triunfante de los 6.000 mineros del cobre de Chuquicamata, reclamando aumento salarial, en los primeros días del año, fue un anticipo. Por eso el anuncio de los medios de un “giro a la derecha” en Chile, es totalmente engañoso. Lo más importante que está ocurriendo en la sociedad chilena, es ese gran movimiento social que quiere un cambio, aunque aún no tiene una clara expresión política.

El Socialista 20/01/10

Deja un comentario

Debates por mes