11 de Septiembre: diez años de terrorismo imperial

11 de Septiembre: diez años de terrorismo imperial

Varios camarógrafos de la televisión sionista estaban frente a las Torres Gemelas en el instante del primer impacto, pero sólo fue por … casualidad.

La guerra de Libia, la falsa muerte de Osama bin Laden y la masacre terrorista en Argelia, ratifican que Al-Qaeda es un grupo creado por la CIA y la Mossad para “justificar” las guerras imperialistas.
Carlos Rivero Collado   Para Kaos en la Red  9-9-2011

1-. La pruebas actuales

A-. La guerra de Libia: Nuevas evidencias reafirman que el 11 de Septiembre fue una operación del gobierno de Estados Unidos, organizada por la CIA y la Mossad, para crear un ambiente de indignación nacional que ‘justificara’ las guerras del Oriente Medio y la actitud en extremo guerrerista que ha mantenido el Imperio en estos diez años, como vemos en Libia y, tal vez, pronto veamos en Siria y Argelia.

Desde el comienzo de la ‘rebelión’, el presidente Gadafi denunció que varios de los comandantes rebeldes eran miembros de al-Qaeda. Ahora vemos que el jefe del Consejo Militar Rebelde, brazo armado del Consejo Nacional de Transición, que asaltó Trípoli y ocupó el complejo residencial de Gadafi, sede del gobierno, es Abdelhakim Belhadj, fundador del LIFG: Lybian Islamic Fighting Group –Grupo Islámico Combatiente Libio–, quien ha sido un comandante de al-Qaeda.

Hay serias evidencias de que Belhadj mantuvo contactos con El Tunecino –Serhane ben Abdelmajid Fakhet– cabecilla de los yihaidistas de al-Qaeda que perpetraron los atentados terroristas de Madrid, el 11 de marzo del 2004, en los que hubo 191 muertos y casi dos mil heridos, siendo el peor atentado terrorista en Europa.

Se cree que el 11 de Marzo pudo haber sido, también, un auto-atentado, pero éste es un tema que merece otros artículos.

B-. La ‘muerte’ de Osama bin Laden: sin entrar en detalles sobre este hecho –que pueden verse en el artículo que está a continuación– debe llegarse a la conclusión lógica que la muerte del cabecilla de al-Qaeda es un ardid del Imperio para sacar fuera de la circulación a un personaje que se había gastado y ya era conflictivo. Insisto en que Osama, con el rostro cambiado, pudiera estar caminando, sin la menor preocupación, por cualquier ciudad del mundo. Su historia personal lo señalan como agente del sionismo y el Imperio desde fines de los años 70.

C-. El ataque a Chechell, Argelia: el 26 de agosto, la academia militar Chechell, a unos 80 kilómetros al oeste de Argel, fue blanco de un atentado terrorista que dejó 36 muertos. Esta acción fue perpetrada por al-Qaeda para protestar por la actitud del gobierno argelino contraria a la masacre imperialista en Libia. Tres días después, llegaron a ese país Safia, Muhammed, Hannibal y Aisha, esposa, dos hijos y una hija del presidente Gadafi. De inmediato, el Consejo Nacional de Transición demandó el regreso a Libia de los familiares de Gadafi y acusó al gobierno de Argelia de haber cometido, con ello, un acto de agresión. Estos dos hechos, entre otros, prueban que la guerra en Libia es dirigida por al-Qaeda, como tropa de choque del Imperio y sus cómplices de la OTAN.

2-. La constante histórica

Cuando se presenta una acusación criminal contra una persona o entidad, lo primero que se tiene en cuenta es si la persona o entidad ha perpetrado ese tipo de crimen con anterioridad, y las evidencias sobre las auto-agresiones terroristas del Imperio son, más que extensas, abrumadoras, en sus 228 años de violentísima historia. (Creo que he cubierto todas esas auto-agresiones en mis artículos)

Veamos, entonces, lo que aconteció aquel 11 de septiembre del 2001: los ataques, las versiones que dio el gobierno, aceptadas y divulgadas por la prensa corporativa –en gran parte propiedad de judíos sionistas–, y las grandes dudas que, a partir de entonces, ha habido sobre todo lo que se dijo que sucedió y lo que, realmente, sucedió.

Esto que van a leer ya lo he publicado antes. Traté de escribir algo distinto sobre el mismo tema, pero terminé escribiendo lo mismo porque la historia del 11 de Septiembre es una sola en su solitaria infamia.

3-. Los hechos

8:46:26 a.m.: un avión, supuestamente de pasajeros, impacta los pisos superiores de la torre norte del World Trade Center, en Nueva York, de 110 pisos de alto. Varios camarógrafos que se hallan en la zona, con equipos de transmisión a control remoto, filman el hecho que, al instante, es divulgado por la televisión al mundo entero.

9:02:54 a.m.: un segundo avión, alegadamente de pasajeros, se estrella contra los pisos superiores de la torre sur del WTC, gemela de la anterior. Los propios camarógrafos que se hallan en el área de la torre norte desde antes de ser impactada, filman este nuevo ataque que, también, es transmitido al mundo entero, en vivo, por televisión. Se trata, sin dudas, de camarógrafos con poderes bíblicos.

9:37 a.m.: algo que el gobierno dice es un avión, pero todas las evidencias señalan que no lo es, impacta un ala del Pentágono, en Washington, que está siendo reparada, provocando la muerte de decenas de obreros y … ni un solo militar.

9:59:04 a.m.: la torre sur del WTC se derrumba hacia dentro –implosión— como hacen los edificios cuando son demolidos con explosivos.

10:03 a.m.: una cuarta nave aérea se estrella en Pennsylvania mientras vuela de regreso a Washington; las evidencias señalan que es derribada por un avión de combate.

10:28:31 a.m.: la torre norte del WTC se desploma, también hacia dentro.

5:20 pm: se derrumba, hacia dentro también, el edificio número 7 del WTC, de 47 pisos (jamás el gobierno ha dado explicación alguna sobre este rarísimo hecho, ya que ese edificio ni fue impactado por un avión ni pudo ser incendiado por el fuego de las dos torres, ya que se hallaba a más de setenta metros de distancia, ni pudo ser impactado por los escombros de las dos torres derribadas, ya que éstos cayeron hacia dentro)

4-. Las versiones

Versión 1: (la del gobierno federal y la prensa corporativa) los cuatro aviones fueron secuestrados por terroristas del grupo al-Qaeda, que orienta el saudí Osama Bin Laden. El ataque fue dirigido por el egipcio Muhammad Atta, quien tomó los controles del Vuelo 11 de American Airlines, que había salido de Boston, e impactó la torre norte. Los secuestradores usaron navajas y cortadoras de caja (pero Betty O­ng –de acuerdo a la propia versión oficial–, azafata del Vuelo 11, había llamado a tierra, usando uno de los teléfonos del avión, y dijo que un pasajero había sido herido de bala y que un terrorista había rociado gases lacrimógenos, sugiriendo que los supuestos secuestradores tenían armas de fuego, latas de mace y cámaras anti-gases; además, una azafata del Vuelo 93 llamó a tierra y dijo que uno de los secuestradores tenía, atada a su cuerpo, una bomba) En esta versión, el gobierno federal no sabía que tales hechos iban a suceder.

Versión 2: los hechos sucedieron como en la Versión 1, pero con el conocimiento previo de Bush, Cheney, Rumsfeld y otros criminales, con el objetivo de:

a) Fortalecer el poder del gobierno dentro del país (Acta Patriótica)

b) Justificar las invasiones a Afganistán e Irak y los bombardeos a Pakistán.

c) Aumentar el poder del Imperio en el mundo globalizado.

d) Elevar los gastos militares a cifras astronómicas para aumentar la riqueza de la industria bélica, la más importante del Complejo Militar-Industrial-Terrorista.

e) Los cuatro puntos anteriores explicarían los hechos tan dudosos que acaecieron aquel día, sobre todo la muy extraña actuación de la Administración Federal de Aviación (FAA: Federal Aviation Administration) y del Comando Norteamericano de Defensa del Espacio Aéreo (NORAD: North American Aerospace Defense Command), que no hicieron nada para evitar los ataques posteriores al primero.

Versión 3: los hechos sucedieron como en las versiones 1 y 2, con Osama Bin Laden actuando como agente de Estados Unidos e Israel, o sea de la CIA y la Mossad. Ciertamente, la posterior invasión a Irak, en marzo del 2003, y el asesinato, en la horca, de Saddam Hussein favoreció a Israel, pues Saddam, que había sido aliado de EU en la guerra contra Irán y otras empresas, era, asimismo, enemigo del Estado de Israel. Se sabe que la invasión a Irak fue consecuencia de la enorme presión ejercida sobre George W. Bush por el lobby sionista y el primer ministro Ariel Sharon.

Versión 4: los musulmanes abordaron los aviones, pero no los secuestraron, sino que las naves fueron dirigidas desde tierra por poderosos equipos electrónicos de control remoto que las llevaron a impactar los objetivos. Desde que el Pentágono planeó la Operación Northwoods, en los años sesenta, el Imperio cuenta con la tecnología para operar a distancia grandes aviones de pasajeros, a los que se les haya colocado ciertas piezas electrónicas secretas en los equipos de dirección del avión, situados en el morro de la nave, sin que los pilotos puedan hacer nada para evitarlo una vez que ya están en el aire.

Versión 5: No hubo tales secuestradores; los aviones fueron dirigidos por equipos electrónicos de control remoto en la forma que se ha expuesto en la Versión 4. Sólo se tienen fotos de los supuestos diecinueve musulmanes cuando pasaban a través de los arcos de seguridad, pero no cuando abordaban los aviones. No hay pruebas de que los nombres de los diecinueve aparecieran en las listas de pasajeros. Esto explicaría lo que algunas personas han dicho, que varios de los “secuestradores” han sido vistos después en diversas ciudades, entre ellos Muhammad Atta.

Versión 6: Los aviones impactaron las torres, pero éstas fueron destruidas no por el calor provocado por el fuego, “que debilitó las estructuras metálicas”, según el gobierno federal, sino por cargas de dinamita que habían sido colocadas en las bases estructurales de los edificios antes de los impactos, al igual que, siete horas después, se haría con el edificio de 47 plantas. Si esta versión es cierta –y es la que más cierta parece–, las poderosas cargas tuvieron que haber sido colocadas antes de que el Vuelo 11 impactara la torre norte, o sea antes de las 8:46 a.m.; y todo lo que sucedió tiene que haber sido parte de un plan trazado previamente.

5-. Evidencias y sospechas

1-. Unos minutos antes de atacar la torre norte –según la versión oficial–, Muhammad Atta, piloteando el Vuelo 11 de American Airlines, pasó sobre las plantas nucleares de Indian Point, a orillas del Hudson, a cuarenta millas al norte de Nueva York. Si el avión, con sus 65,000 galones de gasolina, hubiera impactado esas plantas, habría provocado su meltdown (fusión del núcleo del átomo) y la energía nuclear liberada hubiese matado a cientos de miles, tal vez millones, de personas, y devastado, por más de ochenta años, el Corredor Nordeste, el más importante del país, que va de Washington a Boston. ¿Aquel “gran terrorista” Muhammad Atta iba a dar su vida, y la de sus cómplices, para castigar “al maldito imperio” y prefirió impactar un edificio sin saber, por supuesto, que el impacto lo iba a derribar provocando sólo unos pocos miles de muertos, en vez de atacar las plantas nucleares, lo que hubiera provocado una catástrofe tan devastadora que habría sido el fin del Imperio? ¿Pudo arrancarle la cabeza al Imperio y se conformó con darle un pellizco en una oreja?

2-. Desde mucho antes de aquel día, y debido a los atentados terroristas que se produjeron en la última década del Siglo XX contra objetivos yankis, todos los aeropuertos del país habían aumentado sus medidas de seguridad (arcos detectores de metales, equipos de rayos X, detectores manuales, etc.) ¿Cómo se entiende que diecinueve hombres de aspecto árabe pudieran abordar cuatro aviones en tres aeropuertos llevando encima, como dijeron por teléfono dos azafatas, armas de fuego, bombas, equipos de gases lacrimógenos, caretas anti-gases, navajas y cortadoras de caja?

3-. Robert Mueller, director del FBI, declaró que su departamento no tenía el menor indicio de que los ataques se iban a efectuar, a pesar de que ya había estudiado la posibilidad de los mismos por más de diez años; pero ya en la tarde de aquel propio día le dio a la prensa los nombres y las fotos de los 19 supuestos “terroristas” que los “perpetraron”. ¿Tiene eso algún sentido?

4-. Donald Rumsfeld, jefe del Pentágono, le dijo a un ayudante media hora antes de que el Vuelo 11 impactara la torre norte: There’ll be a big event today –Hoy sucederá algo grande–. ¿A qué se refería?

5-. La FAA no le comunicó, a tiempo, al NORAD que se habían producido varios secuestros aéreos, como es obligatorio que haga, ya que los controladores aéreos habían perdido contacto con las naves. ¿Por qué la FAA y el NORAD, dos agencias que han actuado siempre con eficiencia, fueron tan negligentes … sólo aquella mañana?

6-. Los F-15 volaron a 450 millas por hora, en vez de las 1,750 que alcanzan como máximo, para interceptar los aviones “secuestrados” después que se produjo el primer ataque, o sea el de la torre norte del WTC. ¿Por qué no tenían ningún apuro? ¿Por qué tuvieron que salir de la Base Aérea Otis y no de la Base Aérea McGuire, de New Jersey, que estába mucho más cerca de New York y Washington?

7-. El Vuelo 77 de American Airlines, que –de acuerdo a la versión oficial– había salido, una hora antes, del Aeropuerto Internacional Dulles, de Washington, llegó a realizar, supuestamente, la increíble osadía de bajar a menos de cuarenta pies de altura para impactar una parte del Pentágono que estaba siendo renovada y en la que no había militares sino obreros, en vez de hacerlo en la atestada zona de mando que se hallaba a menos de 150 metros de distancia y en la que hubiesen muerto cientos, o miles, de militares, muchos de ellos generales y coroneles. ¿Por qué esta extrema generosidad por parte de los “terroristas”? Ante la absoluta falta de evidencias físicas sobre tal avión … ¿no es lógico creer que algo distinto fue lo que impactó el Pentágono, como un cohete o una poderosa carga explosiva, por ejemplo? ¿Y no es lógico creer, también, que si lo del Pentágono fue una falsedad, como señalan todas las evidencias, tiene que haberlo sido también lo de las torres gemelas, ya que ambas “operaciones” estaban muy relacionadas, pues, según informó el propio gobierno federal, fueron “terroristas musulmanes” del mismo grupo de al-Qaeda, dirigidos por Muhammad Atta, quienes perpetraron los ataques a Washington y Nueva York?

8-. ¿Por qué después del horrible impacto en la torre norte no se procedió a la evacuación inmediata de la torre sur, sino que, por el contrario, las autoridades de esta torre le dijeron a sus ocupantes que no había peligro y que permanecieran en sus oficinas o que regresaran a ellas?

9-. ¿Cómo se explica que varios de los diecinueve supuestos secuestradores obtuvieran múltiples visas de entrada y salida de EU y se entrenaran en varias escuelas de aviación, y que, al mismo tiempo, el FBI suspendiera una investigación que ya había iniciado sobre los mismos?

10-. ¿Por qué varios testigos claves, como controladores aéreos, bomberos, camarógrafos, policías de Nueva York y agentes del FBI, han sido amenazados por el gobierno federal si revelan detalles sensitivos? (Uno de los camarógrafos que han sufrido esa persecución es Kurt Sonnenfeld, quien ha denunciado que el gobierno de EU tenía conocimiento previo de lo que iba a suceder en las torres. Kurt era camarógrafo de una agencia federal y filmó 22 horas sobre todo lo que sucedió en las torres y en el edificio 7 del WTC. Debido a esto, Kurt ha tenido que refugiarse en Argentina. Hace un año su caso fue divulgado, ampliamente, por la prensa mundial)

11-. ¿Por qué el gobierno imperial insiste aún que las torres cayeron debido al intenso calor provocado por el incendio del combustible a pesar de que es más que evidente que sólo una explosión interna pudo provocar el derrumbe hacia dentro, o sea la implosión?

12-. ¿Por qué George Tenet, director de la CIA, no le dio importancia, un mes antes de la tragedia, al informe “Extremista Islámico Toma Lecciones de Vuelo” sobre Zacarías Moussaoui, detenido en agosto del 2001 y vinculado, después, a los ataques del 11 de Septiembre? ¿Quién le ordenó que actuara así? ¿No es lógico pensar que tuvo que haber sido Bush, ya que la CIA no está supeditada a ningún otro departamento del gobierno?

13-. ¿Por qué varios generales del Pentágono suspendieron, el 10 de septiembre, los vuelos que iban a hacer al día siguiente?

14. Si un edificio de treinta y dos pisos de Madrid, que había sido construido en los mismos años que las torres gemelas y de una forma similar, o sea con una estructura metálica central, no colapsó a pesar de que estuvo envuelto en llamas por cuatro días en el 2005… ¿por qué la torre sur del WTC se desplomó en 57 minutos y la norte en 102?

15-. ¿Por qué el Imperio le levantó el supuesto cerco que le tenía a Osama Bin Laden en Afganistán para invadir a Irak, en marzo del 2003, si Saddam Husein no tenía nada que ver con lo del 11 de septiembre ni tenía armas de destrucción masiva?

16-. ¿Cómo es posible que un avión hecho de aluminio que tenía 65,000 galones de gasolina y volaba a casi 600 millas por hora pudiera atravesar un edificio hecho de acero y concreto? El avión tenía que haber hecho explosión en el instante de impactar el edificio a esa velocidad y con tal cantidad de combustible.

17-. Del avión que el gobierno dijo que impactó el Pentágono nunca aparecieron ni la caja negra ni los motores ni las gomas ni los asientos ni los equipajes ni los huesos de los pasajeros; la nave, sencillamente, desapareció en un solo instante, como si hubiese entrado en un agujero negro y llevado a otra dimensión o a otro universo.

18-. Las torres gemelas no pudieron ser derribadas por el incendio del combustible del avión porque el mismo se consumió en el momento del impacto, o sea de la explosión. El calor causado por el incendio de combustible no alcanza las temperaturas que se necesitan para derretir el acero. El fuego que se mantuvo debajo de los escombros de las tres torres por más de tres meses señala que se utilizaron explosivos para derribarlas.

19-. El Acta Patriótica (Patriot Act) fue aprobada por el Congreso, en tiempo récord, unos días después de los atentados, lo que prueba que la misma tenía que haber sido preparada antes de los mismos. El Acta eliminó algunas de las libertades públicas contenidas en el Bill of Rights de la Constitución, aprobado en 1791.

20-. La invasión a Afganistán fue planeada por Bush y sus principales ayudantes varios meses antes del 11 de Septiembre –de hecho ya había sido contemplada por el gobierno de Clinton– por lo que se deduce que ya desde entonces estaban preparando el ataque a las torres para justificar una invasión que, de otra forma, no hubiera tenido el menor sentido y el mundo la hubiera visto como una total locura, sobre todo porque los talibanes habían sido aliados del Imperio en su lucha contra el gobierno de ese país.

21-. Las comunicaciones de radio de los bomberos en los pisos más altos de la torre norte del WTC –la primera que fue impactada– demuestran que el fuego estaba bajo control y que no había peligro de que el edificio pudiera colapsar.

22-. Los escombros de las torres fueron removidos del lugar y llevados a un campo abierto de Staten Island que, según se cree, había sido preparado con anterioridad y del que se prohibió sacar fotos y películas. Un trabajo que hubiese tomado varios meses, se realizó en pocos días. Fueron vendidos a comerciantes de chatarra y sacados del país. ¿Por qué todo aquel misterio con los restos de las torres?

23-. El gobierno dijo que varios pasajeros de los diversos aviones llamaron a tierra por sus celulares y describieron los hechos. Se sabe que es casi imposible que un celular pueda comunicarse desde un avión en vuelo.

24-. Se dijo que el pasaporte de Mohammed Atta había aparecido entre los escombros de las torres … ¡y pensar que tanta gente creyó en esa broma! ¡Y que aún lo cree!

25-. Más de ocho mil judíos, casi todos sionistas, trabajaban en las torres. Bush dijo que habían muerto unos 130. Otras fuentes aseguran que sólo fueron doce. Se cree que el buen Dios intervino para salvar a su … pueblo escogido.

6-. El diabólico dios del capitalismo

Aquella mañana murieron casi tres mil seres humanos, y en sus guerras de consecuencia, Afganistán, Irak y Pakistán, más de un millón y medio, incluyendo cientos de miles de niños. Miles de soldados de EU han muerto en esas guerras, decenas de miles han sido heridos, de los cuales varios miles han perdido brazos y piernas o han quedado ciegos o en sillas de ruedas, y otros han fallecido por falta de atención médica adecuada en los hospitales militares de su propio país, entre ellos el “Walter Reed”, en el que por muchos años se atendieron los presidentes.

Unos 1,250 soldados de este país se han suicidado a partir del 2,001: víctimas directas de las guerras.

Cada día que pasa siguen muriendo muchas personas en el Medio Oriente. La guerra se ha intensificado en Afganistán, casi diez años después de haber comenzado, y mantiene cierto ritmo mortífero en Irak, ocho años y medio después de la invasión.

Cada combatiente que se inmola en esos tres países, cada bomba que explota, cada ser humano que muere destrozado, cada bombardeo de represalia, cada propiedad que se destruye, cada simple bala que se dispara … es consecuencia directa de la agresión imperialista. Cada gota de sangre que se derrama en esas tierras tan históricas ensangrienta aun más al ensangrentado Imperio.

Lo más infame de todo es que los motivos esenciales de la masacre del 11 de Septiembre y de las consecuentes matanzas del Imperio en el Oriente Medio y Libia han sido: a) el poder mundial en un planeta globalizado; b) las ganancias trillonarias de la industria bélica, la más poderosa de EU; c) la ocupación o control del petróleo en el Oriente Medio y Libia, que poseen más del 70% de las reservas mundiales.

Es evidente, pues, que toda esta inmensa tragedia que comenzó hace diez años, cuando el Imperio asesinó a su propio pueblo para justificar el asesinato de otros pueblos, se resume, en gran parte, a una sola palabra, dinero … diabólico dios del capitalismo ☼

 

Deja un comentario

Debates por mes