Categorías
Derechos Humanos Nacional Sociedad

Una conquista parcial fruto de las luchas de las disidencias

Escribe Agxs Mermet, candidate a la legislatura de CABA. Izquierda Socialista /FIT Unidad

Tras el ascenso de la marea verde y feminista que impuso la legalización del aborto, y con las crecientes protestas de la disidencia por la desaparición de Tehuel, el gobierno tuvo que legalizar el cupo laboral travesti trans, y ahora reconocer vía DNU la obtención de DNI con una nomenclatura para “sexo” que no sea F/M, algo que quiso presentarse como “DNI no binarie”.

 Es una conquista celebrable, pues permite que muches podamos destrabar nuestros trámites de rectificación realizados en las partidas de nacimiento, pero que se nos negaba a reflejar en el DNI, dejándonos en un “limbo” legal.
Pero es una solución insuficiente y cosmética:  se limita a registrarnos con “sexo” no binario, indeterminado, no especificado, indefinido, no informado, autopercibido, no consignado. La incorporación de la X no responde a la exigencia de visibilización que sostenemos muches no binaries, travestis, lesbianas, maricas, agénero y otras diversas identidades. No todes somos una X, y creemos que nuestras identidades merecen ser reconocidas y visibilizadas como tales, en el marco del cumplimiento pleno de la Ley de Identidad de Género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *