Categorías
Derechos Humanos General Internacional Sociedad

Estados Unidos, el mayor partidario del Israel sionista, fue objeto de protesta en Estambul

Escritor Nisan Haber  08 de julio de 2024

A petición del Comité de Acción Palestina, el domingo 7 de julio se llevó a cabo una gran marcha y un comunicado de prensa frente al consulado de Estados Unidos en Sarıyer, Estambul.

El Comité de Acción Palestina, que incluye plataformas que exigen libertad para Palestina como BDS, Fin a la Ocupación en Palestina, sindicatos y partidos políticos como İDP, EMEP, DSİP, ESP, DIP, organizó una acción frente al consulado de Estados Unidos para exigir que Estados Unidos deje de apoyar al régimen sionista. En la protesta, «El genocidio ha estado ocurriendo durante 9 meses en Palestina: ¡cómplice del Israel sionista, EE.UU., FUERA!» Se formó una columna de marcha detrás del estandarte principal.

A pesar de los obstáculos de la policía, cientos de personas asistieron a la marcha, coreando consignas como «¡Palestina libre del río al mar!», «¡Destruyan el Estado de ocupación sionista!», «¡EE.UU. asesino, fuera de Medio Oriente!», «¡Israel asesino, Estados Unidos colaborador!», «¡Apoyo a Palestina, boicot a Israel!», «¡El imperialismo será derrotado, la resistencia a Palestina ganará!» Mientras se coreaban consignas, se exigía que se detuviera todo apoyo a Israel.

Estados Unidos es el mayor foco de apoyo militar, financiero y diplomático al régimen sionista en la resistencia y masacre que se lleva a cabo en Palestina desde el 7 de octubre. Los Estados Unidos son la garantía del actual bloqueo a Gaza y de la existencia del régimen de apartheid con una ayuda militar y económica de 300 mil millones de dólares. La protesta terminó después de que se leyera en turco, inglés y árabe el texto de prensa, que exponía la complicidad de Estados Unidos y enfatizaba el cese de todo apoyo al régimen sionista.

Texto completo del comunicado de prensa:

Categorías
General Internacional Sociedad

Elecciones en Francia: Contundente derrota de la ultraderecha de Marine Le Pen

Por Miguel Sorans, dirigente de Izquierda Socialista, de Argentina, y de la UIT-CI

En la segunda vuelta de las legislativas del 7 de julio, se produjo la gran sorpresa, la ultraderecha de Marine Le Pen que esperaba ganar las elecciones y pretendía lograr la mayoría absoluta para llegar al gobierno, sufrió una inesperada y contundente derrota electoral. El golpe recibido fue muy grande. En boxeo se diría “cayó a la lona”. Pasó de un primer puesto, de la primera vuelta, a quedar en tercer lugar.

El primer lugar, lo obtuvo la izquierda del Nuevo Frente Popular (NFP), que, según los resultados oficiales definitivos hasta ahora, ha logrado 182 diputados en la nueva Asamblea Nacional, donde tenía 153. En segunda posición quedó la oficialista Ensemble (Juntos) de Emmanuel Macron con 168, muchos menos que los 250 que tenían. Y tercero, el Reagrupamiento Nacional (RN) de Le Pen, que ya se creían ganadores, con 143 diputados.

De esta forma se les atragantó el festejo a la ultraderecha francesa y mundial. Se le atragantó no solo a Marine Le Pen y su candidato Jordan Bardella, a quien ya veía como primer ministro, sino también a la Meloni de Italia, a los Bolsonaro, Milei, a los fachos de Vox del Estado español, a los de Chega de Portugal y al mismo facho, racista y misógino de Trump.

La alegría se trasladó a miles y miles de trabajadoras y trabajadores y jóvenes que festejaban en las calles de Francia, en especial en la Plaza Stalingrado de Paris, que rememora la gran batalla de la Segunda Guerra Mundial donde empezó a ser derrotado Hitler y el Tercer Reich. Allí estaban la juventud con las banderas palestinas y carteles de repudio al genocidio del estado sionista de Israel. Allí estaban miles de las y los que habían protagonizado las huelgas y marchas masivas, en 2023, contra la reaccionaria reforma previsional de Macron.

Justamente fue su vuelco masivo a votar, lo que dio por tierra el posible triunfo electoral de la ultraderecha. La segunda vuelta tuvo una participación récord de 67,1%.

En las elecciones para el parlamento de la Unión Europea (UE) del 9 de junio, se había expresado un voto castigo a los gobiernos capitalistas, tanto de centro derecha (Macron) como de centro izquierda (la socialdemocracia del estado español o Alemania). Se expresó con una gran abstención y un alto voto equivocado a sectores de derecha liberal (Alemania) y de la ultraderecha (Francia e Italia). En Francia ya se daba como un hecho que la ultraderecha iba a consolidar esa tendencia con lo que se vaticinaba como “triunfo histórico” de Marine Le Pen. Su fracaso dio por tierra con ese pronóstico y mostró que la clase obrera francesa y su juventud combativa y pro palestina, no están derrotadas. 

También frenó o relativizó la tendencia electoral hacia la ultraderecha, la elección del Reino Unido del 4 de julio. Allí el Partido Laborista (PL), la centroizquierda inglesa, barrió con 14 años de gobierno de los conservadores herederos de Margaret Thatcher. Fue la derrota electoral mas dura del Partido Conservador en su larga historia de gobiernos imperialistas. Sabemos que el Partido Laborista es parte de una centroizquierda que ya ha gobernado al servicio de la burguesía imperialista británica, con Tony Blair, entre otros. Pero lo importantes es que millones de trabajadoras y trabajadores ingleses castigaron a la derecha conservadora con un voto castigo, en este caso al PL, no a una variante de ultraderecha, reflejando en forma distorsionada las grandes huelgas que fueron protagonizando entre 2022 y 2023. En enero del 2024, por ejemplo, se produjo una histórica huelga de médicos.

En Francia el otro gran perdedor, además de la ultraderecha de Le Pen, es Macron y su gobierno de centro derecha, por más que logró salir en segundo lugar. Ya en las europeas y en la primera vuelta, no pasó del 20 por ciento. Pagando así la política antiobrera, antipopular y represiva de su gobierno como la reforma de las pensiones, violencia policial, persecución a los migrantes y apoyo al genocidio de Israel al pueblo palestino.

Desde la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI) también sabemos que muchas y muchos votantes al NFP lo hicieron con la nariz tapada, para parar a Le Pen y a la ultraderecha, Esa coalición de centroizquierda, de izquierda reformista, no es parte de la solución sino del problema, algunos de los miembros que hoy figuran en sus listas han estado en el gobierno o incluso han sido presidentes como François Hollande, del Partido Socialista (PS) gobernó para las multinacionales y los grandes empresarios contra la clase trabajadora. Tal cual lo hacen otros supuestos gobiernos de izquierda como en el estado español el de Pedro Sánchez (PSOE) o el alemán de Olaf Scholz (PS). Por otro lado, los demás integrantes del NFP, junto al PS, como la Francia Insumisa (LFI) de Jean-Luc Melenchon, el Partido Comunista (PC) y las direcciones de las centrales obreras, no fueron hasta el final en 2023 en la lucha por derrotar a Macron y su reforma previsional. Se negaron, por ejemplo, a convocar a una huelga general,

Ahora quieren utilizar su triunfo electoral para pactar con Macron ir a un gobierno compartido, reclamando tener el primer ministro. O sea, integrarse a un gobierno capitalista (“cohabitar”). La historia ya ha demostrado, en la misma Francia (con François Mitterrand-PS, presidente de la República Francesa desde 1981 hasta 1995), que los gobiernos de conciliación de clases terminan aplicando los mismos planes de recorte y ajustes contra el pueblo trabajador.

Desde la UIT-CI, como corriente internacional de izquierda trotskista, creemos que la única salida para las y los trabajadores de Francia, es preparase para continuar la lucha y sus movilizaciones.  Tanto para derrotar definitivamente el peligro de la ultraderecha como para enfrentar al gobierno de Macron y sus futuros aliados, que seguirán intentando aplicar nuevos ataques al nivel de vida de las masas y la juventud.

Las elecciones no cerrarán la grave crisis política burguesa que existe en Francia. Será imprescindible volver a las movilizaciones en defensa de salarios y de las pensiones, contra las leyes de migración, en defensa de los sectores públicos como la salud y la educación y en defensa del pueblo palestino.

Desde la UIT-CI llamamos al voto crítico, en la segunda vuelta, a los candidatos del NFP para parar a la ultraderecha. Y en las circunscripciones en las que la elección era entre Macron y Le Pen propusimos el voto nulo o la abstención. Estuvimos codo con codo con esos compañeros y compañeras que han salido a las movilizaciones y al voto contra Le Pen y la ultraderecha. Ahora es necesario avanzar hacia la conformación de un reagrupamiento de fuerzas, en especial las que se reclaman del trotskismo, para construir una alternativa política anticapitalista y socialista, tomando la experiencia del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT-U) de Argentina. Una nueva alternativa unitaria, de independencia política de clase, al servicio de las luchas, que levante un plan económico obrero y popular de urgencia ante la crisis y que luche en la perspectiva de un gobierno de los y las trabajadoras.

UIT_CI 08/07/24

Categorías
General

A 55 años de la revuelta de Stonewall: en Venezuela, la comunidad LGBTIQ+ sigue luchando por sus derechos

Por: Mujeres en Lucha

A 55 años de la histórica primera revuelta de personas sexo género diversas, ocurrida en el local Stonewall en Nueva York, contra la represión y persecución policial, la iniciativa feminista Mujeres en Lucha, aliada en la lucha contra toda forma de explotación, opresión y discriminación, propias del sistema patriarcal y capitalista, nos pronunciamos a favor de la histórica lucha de la comunidad LGBTIQ+ por sus reivindicaciones, que hoy en día en Venezuela siguen estando pendientes y son cada vez más urgentes.

Retroceso en las luchas LGBTIQ+

Después de más de 20 años de falso socialismo, los gobiernos de Chávez y Maduro no solo no han permitido el avance en la conquista de derechos, sino que se ha retrocedido, destinando recursos del Estado para financiar grupos religiosos, conservadores y anti derechos. Estos sectores han establecido vínculos con funcionarios estatales, en distintos niveles del gobierno, con el objetivo de impedir que se haga un debate y se legisle por el derecho al matrimonio igualitario, la identidad de género, ni siquiera el mero cambio de nombre en la cédula de identidad se puede ejercer plenamente en Venezuela, tampoco se ha podido avanzar en una ley contra la discriminación; el reconocimiento de estos derechos es garantía de derechos humanos, tales como salud, educación, vivienda, entre otros. Forzando a buena parte de la población venezolana, especialmente a las personas de escasos recursos, a la migración, a la explotación de sus cuerpos y mano de obra, y exponiéndolos a diversas formas de violencia, poniendo en riesgo sus vidas solo porque su identidad de género y su sexualidad no se corresponde con el mandato machista, blanco y heterosexual.

Tal es el retroceso que están a la orden del día los discursos de odio contra la comunidad sexo, género diversa, tanto en representantes del gobierno nacional, local, autoridades del Ministerio Público, entre otros. No escapan de estos discursos de odio, candidatos y representantes de los partidos de la derecha patronal que para nada tienen en cuenta en sus agendas electorales, responder a las necesidades y derechos de las personas LGBTIQ+, sobre todo porque tradicionalmente esta burguesía patronal está estrechamente vinculada con las más conservadoras creencias religiosas pentecostales, evangélicas y cristianas.

Una vez más el gobierno de falso socialismo y los partidos patronales se dan la mano cuando se trata de discriminación, opresión y explotación de la población como cantera para imponer una política de ajuste capitalista que se afinca sobre los hombros de las grandes mayorías de los sectores populares para que sostengan a unos pocos sectores económicos privilegiados que requieren, cada vez, acumular más capital, por eso la bonificación de los salarios y pensiones de hambre, junto a la represión selectiva, el amedrentamiento, los discursos de odio, la discriminación, el retroceso en la garantía de derechos, son parte de la misma ecuación tanto para el gobierno como para los partidos patronales. 

Retos del movimiento LGBTIQ+

Este escenario es un gran reto para el movimiento LGBTIQ+. Cada vez es más urgente dar la batalla contra los discursos de odio que se materializan en ataques hacia las identidades, enfrentar el ajuste de los gobiernos y lograr conquistar los derechos humanos correspondientes, sin embargo, la campaña electoral para las presidenciales de este 28 de julio 2024 ha atentado contra la unidad del movimiento. 

Si algo ha quedado demostrado, especialmente en los últimos años, en las movilizaciones y protestas de la comunidad sexo género diversa, es la unidad de acción para enfrentar la lucha por sus reivindicaciones. A pesar de la diversidad de visiones políticas, cada una de las organizaciones sociales defensoras de estos derechos, ha actuado de manera unitaria en la defensa de sus principales reclamos, sin embargo, recientemente algunos referentes del movimiento optaron por apoyar al candidato de la derecha patronal, Edmundo González Urrutia, lo que produjo tensiones en el movimiento producto de la amenaza de que prevalecieran intereses político-electorales por encima de la lucha unificada por la conquista de históricas y urgentes reivindicaciones.

Desde Mujeres en Lucha seguiremos haciendo un llamado amplio para impulsar las movilizaciones de la clase trabajadora, las juventudes, mujeres y disidencias por la conquista y defensa de cada uno de los derechos por la dignidad de la humanidad hasta lograr alcanzar un mundo socialista, donde vivamos plenamente en una real libertad.

¡Iglesia y Estado asunto separado!

¡Contra toda forma de explotación, opresión, discriminación y violencia!

¡Hasta que el capitalismo y el patriarcado caigan juntos!

LaClase.info 04/07/27

Categorías
General Internacional Sociedad

Kenia: Estallido social contra el ajuste fiscal para pagarle al FMI

Por Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores – Cuarta Internacional

26/6/2024. Desde hace años, Kenia es ahorcada por el FMI. El parlamento aprobó el presupuesto fiscal con el que, el gobierno de William Ruto, busca aumentar impuestos a alimentos y combustibles para pagar los vencimientos de deuda externa al FMI. Ante ello miles salieron a las calles a oponerse. La policía en su represión, asesina a 17 manifestantes, Ruto envía a 600 policías a Haití para comenzar la intervención militar. ¡Abajo el presupuesto de Ruto y el FMI! ¡Basta de reprimir! ¡Fuera la policía keniana de Haití!

Kenia tiene más de 54 millones de habitantes, de los cuales, 31 millones viven en la pobreza y el 73% sufre graves dificultades financieras o no consigue llegar a fin de mes. En este marco, aumento de los artículos de primera necesidad por la aplicación de aumento impositivo empujaría aún más a los trabajadores kenianos al hambre y la pobreza.

A poco de asumir, el gobierno de Ruto aplicó en septiembre del 2022 fuertes medidas de austeridad anulando los subsidios a la harina y al combustible. En Julio del 2023, aplico un impuesto del 1,5% sobre la vivienda y duplicó el IVA sobre el combustible del 8% al 16% llevando el litro de gasolina súper a 212,36 chelines (1,6 USD) (1)  a fines del 2023. Ante esta situación, en julio de 2023, se desarrollaron enormes movilizaciones contra el aumento del costo de la vida. La política del gobierno fue reprimir brutalmente, cientos de detenidos y decenas de asesinados que quedaron en la impunidad (2). Las cosas no cambiaron, Ruto sigue su política y vuelve a la carga para ajustar al pueblo y pagarle al FMI. Mientras, la rabia crece ante la impunidad de los grandes empresarios que evaden impuestos y recién enormes beneficios tributarios por parte del gobierno.

William Ruto: perro faldero del imperialismo y el FMI

El gobierno le mete la mano en el bolsillo de los trabajadores empobrecidos para pagar los intereses de la deuda externa, pidiendo más deuda externa. Mientras aumenta los precios de los productos de primera necesidad, Kenia liquidó 560 millones de dólares (72 mil millones de chelines) del eurobono de 2014 utilizando una parte de los ingresos de un préstamo del Banco Mundial de 1,2 mil millones de dólares que habían recibido a fines de mayo (3). Este ciclo vicioso y saqueador, lejos de resolver el problema, lo empeora aún más. El columnista de Nation.África, Macharia Gaitho, describió la situación el pasado 3 de junio: “Parece que nuestros mandarines del Tesoro Nacional y del Banco Central son meros perros falderos de las instituciones de Bretton Woods, que copian y pegan demandas que constituyen los elementos centrales de otro proyecto de ley de finanzas polémico y totalmente objetable”

Rebelión popular contra el impuestazo

Categorías
Derechos Humanos General Internacional Sociedad

Fiscal de la Corte Penal Internacional pide el arresto de Netanyahu. ¡Cárcel al genocida y fuera Israel de Palestina!

Por Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores – Cuarta Internacional

20/05/2024. El Fiscal Jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) Karim Kahn, ha solicitado el arresto de Benjamín Netanyahu y su Ministro de Defensa, Yoav Gallant, por “crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en la Franja de Gaza  cometidos en el territorio del Estado de Palestina (en la Franja de Gaza) desde al menos el 8 de octubre de 2023”.

Luego de las demandas presentadas por Sudáfrica y el apoyo de varios países como Bolivia, Brasil, Venezuela y Cuba y la creciente movilización mundial en apoyo a la resistencia Palestina, por primera vez en la historia, desde la creación del Estado de Israel en 1948,  un fiscal de la Corte de la Haya genera un reclamo de este tipo, dando un fuerte golpe político a Netanyahu y su régimen de Apartheid.

Un triunfo de la movilización y la resistencia Palestina

Las acampadas del movimiento estudiantil en las grandes ciudades de los Estados Unidos, Europa y Latinoamérica han acorralado a Netanyahu. La movilización se extiende día a día. El domingo 19 de mayo más de 60.000 personas se movilizaron en Bruselas para denunciar los crímenes de guerra de Israel. También hubo movilizaciones en Barcelona y en decenas de países. 

Delegación de Lucha Internacionalista/UIT-CI en la marcha en Bruselas

Los crímenes de guerra no comenzaron el pasado 8 de octubre. Desde su creación, el Estado de Israel, se ha montado sobre el exterminio del pueblo palestino, su desplazamiento masivo y la colonización criminal del territorio palestino con colonos armados. Pero, la impunidad otorgada por el imperialismo, se encuentra lesionada por la movilización mundial y por el mayor aislamiento de Netanyahu, obligando a que un fiscal dicte el pedido de arresto.

Las limitaciones de la CPI

Categorías
Derechos Humanos General Internacional

Acción global en apoyo al pueblo palestino

or Prensa UIT-CI

17/05/2024. En el marco de un nuevo aniversario de la Nakba, conmemoración de la catástrofe ocurrida el 15 de mayo de 1948 donde se implanta el estado de Israel y se exilia a 700.000 palestinos de sus tierras. En todo el mundo se realizaron acciones en apoyo al pueblo palestino que resiste actualmente los ataques genocidas de Israel en Gaza, la ocupación en Cisjordania y la inminente invasión en Rafah. 

Estas acciones se suman a la ola de repudios en el mundo al estado de Israel y su ataque criminal, como los acampas de estudiantes universitarios en Estados Unidos  y Europa.

La UIT-CI es parte de estas acciones que se llevan a cabo en todo el mundo, con su campaña permanente en solidaridad con la resistencia Palestina. 

El pasado miércoles 15 de mayo se realizaron actos en varias ciudades, acompañadas de marchas, radios abiertas o sumándose a los acampes universitarios. 

En Barcelona, las y los compañeros de Lucha Internacionalista que son parte de los acampes universitarios, también se sumaron al acto por el aniversarios de la Nakba, donde intervino el compañero Marc del Alcázar, dirigente estudiantil.

En Argentina se realizó un acto unitario junto al Comité argentino de solidaridad con el pueblo palestino, donde intervino Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista y Jorgelina Bueno del Centro de Estudiantes de Ciencias Exactas de la UBA, también referente del movimiento estudiantil e Izquierda Socialista.

En Chile, intervino el dirigente del MST, sección de la UIT-CI, Rainier «Oso» Rios en la actividad organizada junto a la comunidad palestina de la ciudad, organizaciones políticas, sociales y feministas. 

También se realizaron acciones en Brasil, en San Pablo y Rio de Janeiro, donde participaron compañeras y compañeros de la CST. Al igual que en Bolivia, donde compañeros de PT participaron de la concentración en La Paz en las puertas de la embajada yanqui. En Panamá y Perú, Propuesta Socialista y el PT-Uníos también fueron parte de las acciones en apoyo a la resistencia palestina. Al igual que en Venezuela, el Partido Socialismo y Libertad, se sumó al repudio a los crímenes sionistas con la intervención de Miguel Ángel Hernández, dirigente de la UIT-CI y el PSL. 

Desde la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores – Cuarta Internacional llamamos a seguir movilizados en solidaridad con la resistencia del pueblo palestino. ¡Por un alto el fuego inmediato! ¡No a la invasión sobre Rafah! ¡Por el retiro de todas las tropas sionistas de todo el territorio histórico de palestina desde el rio al mar! ¡Por el retorno de todos los refugiados a su territorio! ¡Fuera Israel de Palestina! ¡Por una palestina, única, laica, democrática y no racista! ¡Palestina libre del rio al mar!

uit-ci.org/index.php/2024/05/17/accion-global-apoyo-al-pueblo-palestino

http://uit-ci.org/wp-content/uploads/2024/05/2z-jFgTBge2HzKoN.mp4?_=1

http://uit-ci.org/wp-content/uploads/2024/05/WhatsApp-Video-2024-05-16-at-22.43.48.mp4?_=2

http://uit-ci.org/wp-content/uploads/2024/05/RJ-manifestacao-em-apoio-aos-povo-palestino.-Confira-a-fala-de-Barbara-Sinedino-coordenadora-nacional-da-CST-e-pre-candidata-socialista-e-revolucionaria-a-vereadora-na-cidade-do-Rio-de-Janeiro..mp4?_=3

Categorías
General Nacional Sindical Sociedad

 Dos paros generales y ninguna ley

A cinco meses de Milei / Dos paros generales y ninguna ley

Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

El paro del 9 fue contundente. Implicó otro revés contra el gobierno ultraderechista de Milei. El anterior cachetazo se lo había dado la marea humana de más de un millón de personas en defensa de la Universidad Pública. Dos acciones obreras y populares masivas a las cuales la CGT les tiene que dar continuidad. El gobierno acusó el golpe. La Ley Bases está en problemas, igual que el pacto entreguista del 25 de Mayo.

Millones están azorados ante la poda de sus salarios y jubilaciones y los impactos de la recesión. ¿Cuál es la salida ante semejante desastre nacional? El peronismo y Cristina Kirchner esperan el desgaste de Milei mirando las elecciones de 2025. El sindicalismo combativo y el Frente de Izquierda Unidad postulan otra estrategia.

Argentina fue noticia mundial. No por alguna entrevista extravagante a las que nos tiene acostumbrados Milei en tal o cual tribuna ultraderechista (quien dicho sea de paso patinó ante la periodista de la BBC cuando lo intimó por el ajustazo que está llevando a cabo contra las y los jubilados), sino por el segundo paro general al cumplirse cinco meses de gobierno. “Dos paros y ninguna ley”, muestran al gobierno ultraderechista en problemas.

El primer paro fue el 24 de enero, tras el cual cayó la originaria Ley Ómnibus. Y venimos del gran 23 de abril con la colosal marcha universitaria, donde centenares de miles ganaron las calles propinando otro duro golpe a un gobierno que quiere exhibir “números favorables” a costa de podar presupuesto, salarios, jubilaciones, la obra pública, fondos a las provincias y una desinversión del 60% en los trenes llevando al choque del San Martín.

La salvaje campaña allanando locales de organizaciones sociales a quienes el gobierno les canceló la comida, además de una escalada en su política de odio hacia los que menos tienen, reflejando un manotazo de ahogado para tapar la contundencia del paro y el malhumor social que crece ante la desesperante situación social.

La postal de un feriado

Categorías
General Internacional Sociedad

Memorias de la revolución de los claveles

Por Prensa UIT-CI

Entrevista a Antonio Grosso,dirigente del MAS, un protagonista del 25 de abril de 1974

António Grosso, actual dirigente del MAS, sección portuguesa de la UIT-CI, fue militante del Grupo Marxista Revolucionario (GMR), el grupo que años más tarde daría origen al MAS, cuando aún estaba en la clandestinidad. En el 50 aniversario del 25 de abril de 1974, entrevistamos a este camarada que tan entusiastamente vivió la revolución portuguesa.

Cuando aún era clandestino, nuestro partido era conocido como Grupo Marxista Revolucionario. ¿Cómo conociste el partido?

Bueno, yo tenía una actividad en el Club Cultural Algés, que era el Primero Acto Club de Teatro. Allí conocí a mi compañera y madre de mis hijas, que era militante del GMR, junto con José Sintra, António Louçã y otros. Así que empecé a participar en algunas reuniones y cursos de formación y empecé a ser militante.

¿Cómo se organizaba el partido en la clandestinidad?

Bueno, debido al ambiente de represión, era una actividad muy discreta y con muchas normas. Todos teníamos seudónimos e intentábamos organizar las reuniones con mucha seguridad. Teníamos algunos contactos, sobre todo en el barrio de Caselas, donde yo vivía, y participábamos políticamente con otras corrientes de la izquierda portuguesa, la llamada CDE (no reformista). La CDE era la Comisión Electoral Democrática, que se presentó a las elecciones antes del 25 de abril, pero que estaba dirigida básicamente por el PCP (Partido Comunista de Portugal). Sin embargo, había un sector que no estaba de acuerdo con algunas de las orientaciones y formó la CDE (no reformista). La mayoría de estos militantes formaron después el MES [Movimiento de Izquierda Socialista] y participamos en reuniones en domicilios particulares, todo muy clandestino.

¿Qué tipo de acciones realizábamos?

Nuestra acción era esencialmente cultural. Sacábamos algunos boletines con poemas de Brecht, traíamos algunos grupos de aficionados que también tenían algunos temas progresistas en sus obras y las representaban en el Caselas Futbol Clube, siempre con alguna referencia a la guerra colonial. Y fue esencialmente a través de eso que tuvimos algunos contactos a los que dimos alguna formación marxista. Pero había gente en el barrio que eran informantes de la PIDE y sabían de ciertas actividades. Además, también participábamos en asociaciones de estudiantes de secundaria.

Entonces estudiabas en la facultad. ¿Cómo era el clima universitario en aquella época?

Era un clima muy represivo. Hubo varias asambleas estudiantiles para discutir contra la guerra colonial, pero casi siempre acababan con la llegada de la policía antidisturbios. Los llamados «gorilas» se introdujeron en las facultades en la época en que Veiga Simão, que también fue ministro de Mario Soares, era ministro de Educación. Estos “gorilas” eran PIDEs de paisano (civil) que asistían a las reuniones y cuando aparecían, daban una paliza a todo el mundo, indiscriminadamente.

Todo era convocado de boca en boca y las reuniones tenían que celebrarse rápidamente porque se sabía que la policía antidisturbios y la PIDE llegarían en cualquier momento.

¿Dónde estabas el 25 de abril?

Categorías
General Internacional Sociedad

Portugal: A 50 años de la “revolución de los claveles”

Por Federico Novo Foti, El Socialista, Argentina.

22/3/2024. El 25 de abril de 1974 se produjo la gran revolución encabezada por el llamado Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA) formado por jóvenes oficiales, con amplio apoyo de los suboficiales y soldados, popular y obrero, conocida como la “revolución de los claveles”.  

La revolución derrocó una dictadura fascista que había gobernado Portugal durante 48 años, instalada por el golpe militar de 28 de mayo de 1928, encabezado desde 1932 por Antonio de Oliveira Salazar, quien permaneció en el poder hasta 1968, hasta que fue reemplazado por Marcelo Caetano, como continuador del régimen dictatorial. 

La chispa que encendió el fuego de la revolución provino de la crisis en las propias filas de las fuerzas armadas. Sectores de la oficialidad y las tropas portuguesas sufrían el desgaste de la ocupación colonial en África. La resistencia de los pueblos oprimidos había dado lugar a una guerra colonial que ya se prolongaba por más de una década en Mozambique, Guinea-Bissau, Angola y Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe y que no tenía solución militar.

La rebelión de las tropas en Lisboa el 25 de abril hizo que entrasen en escena las masas populares, saludando la caída de la dictadura. Ese mismo día, las y los trabajadores, la juventud y los sectores populares antidictatoriales se volcaron a los cuarteles a saludar a los militares rebeldes y a entregarles claveles, ignorando los avisos para quedarse en casa. 

Se inició una revolución obrera y socialista

 Así la “revolución de los claveles” se transformó en una revolución anticapitalista, obrera y socialista. Se dio inicio a un proceso revolucionario de movilización y organización que fue contra todas las viejas instituciones represoras y contra la misma burguesía portuguesa.

Los comités de fábrica se multiplicaron y también en la base de las fuerzas armadas surgieron comités. La revolución colonial en África, que fue parte del proceso, siguió desarrollándose, y la mayoría de las colonias africanas se independizaron del yugo imperialista.

El 1° de mayo en Lisboa se hizo una gran movilización de cerca del millón de personas gritando “muerte al fascismo” y “muerte a los PIDES”, que era la policía política del régimen. El MFA y los partidos obreros reformistas, el Partido Comunista de Portugal (PCP) y el Partido Socialista (PS), se incorporaron a un gobierno burgués de “unidad nacional” encabezado por el general Antonio de Spínola y con la participación de partidos de derecha democrática. En el MFA coexistían los spinolistas con sectores más radicalizados de la oficialidad joven. El MFA representaba a la pequeña burguesía radicalizada y tenía un programa democrático que no rompía con el capitalismo. Mientras, en los cuarteles los soldados y suboficiales se rebelaban frente a sus superiores. La clase trabajadora reclamaba por sus derechos con huelgas y tomas de empresas. La revolución estaba en curso. 

 Las masas derrotan un golpe contrarrevolucionario

Categorías
Derechos Humanos General Internacional

La Flotilla de la Libertad suspende el viaje a Gaza por la presión ejercida por Israel

Las presiones de Israel dieron efecto y los buques de bandera de Guinea-Bissau no fueron autorizados a zarpar. Buscan que a través de un nieto de Mandela se consiga auspicio sudafricano.

Publicado el 29 de abril de 2024 / Por Redacción Kaosenlared

Por: Alberto López Girondo – @algirondo

Las presiones del gobierno de Benjamin Netanyahu dieron resultado y la Flotilla de la Libertad, que llevaría 5500 toneladas de ayuda humanitaria para Gaza y estaba pronta a partir desde Estambul, se suspendió hasta nuevo aviso. El subterfugio que encontró Israel luego de meter presión a las autoridades turcas fue “apretar a Guinea-Bissau para que retire las banderas de los buques”, dice el argentino Nicolás Sguiglia, uno de los 500 voluntarios de varias nacionalidades que iban en el convoy compuesto por tres buques: el Akdeniz, el Conscience y el carguero Anadolu, que recorrería esos 700 kilómetros hacia la Franja.

Sguiglia, rosarino de origen pero afincado en Málaga, donde llegó a concejal por Podemos, señala que las naves circulaban con bandera de ese país africano, que debe por lo tanto garantizar las condiciones para la navegación segura. «Algo que nunca había ocurrido, nos dijo el capitán, es que llegó un inspector y dijo que no estaban dadas las condiciones para zarpar», añade Sguiglia, A Israel le quedó servida para pedir una nueva revisión, lo que llevará días sino semanas. Ellos tienen todo el tiempo del mundo. “Se están gestionando otras banderas para los barcos; cuando se consigan, volvemos a unirnos y zarpar”, agrega Sguiglia.

En la Flotilla, que rememora aquella de mayo de 2010 cuando fuerzas israelíes bombardearon la caravana provocando la muerte de 16 personas y un incidente internacional con Turquía, viajaban desde argentinos como Carlos Trotta, de Médicos sin Fronteras, hasta la exalcaldesa de Barcelona Ada Colau, la diputada de Podemos Martina Velarde, dirigentes gremiales de Irlanda y Argelia, legisladores de Jordania y veteranos de la guerra de Vietnam.

El viajero que puede cambiar la ecuación es Zwelivelile «Mandla» Mandela, nieto del expresidente sudafricano Nelson Mandela. A través de él se negocia ahora la posibilidad de que a la Flotilla se le ponga bandera de Sudáfrica, el país que hace unos meses presentó la demanda en el Tribunal de La Haya contra Israel por genocidio.

Sguiglia agregó a Tiempo que el gobierno de Recep Tayyip Erdogan, por su parte, enfrascado en su problemática local y regional, no ayudó demasiado para facilitar las cosas. «Ya recibió al líder de Hamas, Ismail Haniye, y le prometió impulsar una tregua en Gaza ahora que se está retirando Qatar».

Tiempo Argentino