Categorías
Derechos Humanos General Internacional Sociedad

Estados Unidos, el mayor partidario del Israel sionista, fue objeto de protesta en Estambul

Escritor Nisan Haber  08 de julio de 2024

A petición del Comité de Acción Palestina, el domingo 7 de julio se llevó a cabo una gran marcha y un comunicado de prensa frente al consulado de Estados Unidos en Sarıyer, Estambul.

El Comité de Acción Palestina, que incluye plataformas que exigen libertad para Palestina como BDS, Fin a la Ocupación en Palestina, sindicatos y partidos políticos como İDP, EMEP, DSİP, ESP, DIP, organizó una acción frente al consulado de Estados Unidos para exigir que Estados Unidos deje de apoyar al régimen sionista. En la protesta, «El genocidio ha estado ocurriendo durante 9 meses en Palestina: ¡cómplice del Israel sionista, EE.UU., FUERA!» Se formó una columna de marcha detrás del estandarte principal.

A pesar de los obstáculos de la policía, cientos de personas asistieron a la marcha, coreando consignas como «¡Palestina libre del río al mar!», «¡Destruyan el Estado de ocupación sionista!», «¡EE.UU. asesino, fuera de Medio Oriente!», «¡Israel asesino, Estados Unidos colaborador!», «¡Apoyo a Palestina, boicot a Israel!», «¡El imperialismo será derrotado, la resistencia a Palestina ganará!» Mientras se coreaban consignas, se exigía que se detuviera todo apoyo a Israel.

Estados Unidos es el mayor foco de apoyo militar, financiero y diplomático al régimen sionista en la resistencia y masacre que se lleva a cabo en Palestina desde el 7 de octubre. Los Estados Unidos son la garantía del actual bloqueo a Gaza y de la existencia del régimen de apartheid con una ayuda militar y económica de 300 mil millones de dólares. La protesta terminó después de que se leyera en turco, inglés y árabe el texto de prensa, que exponía la complicidad de Estados Unidos y enfatizaba el cese de todo apoyo al régimen sionista.

Texto completo del comunicado de prensa:

Categorías
General Internacional Sociedad

Elecciones en Francia: Contundente derrota de la ultraderecha de Marine Le Pen

Por Miguel Sorans, dirigente de Izquierda Socialista, de Argentina, y de la UIT-CI

En la segunda vuelta de las legislativas del 7 de julio, se produjo la gran sorpresa, la ultraderecha de Marine Le Pen que esperaba ganar las elecciones y pretendía lograr la mayoría absoluta para llegar al gobierno, sufrió una inesperada y contundente derrota electoral. El golpe recibido fue muy grande. En boxeo se diría “cayó a la lona”. Pasó de un primer puesto, de la primera vuelta, a quedar en tercer lugar.

El primer lugar, lo obtuvo la izquierda del Nuevo Frente Popular (NFP), que, según los resultados oficiales definitivos hasta ahora, ha logrado 182 diputados en la nueva Asamblea Nacional, donde tenía 153. En segunda posición quedó la oficialista Ensemble (Juntos) de Emmanuel Macron con 168, muchos menos que los 250 que tenían. Y tercero, el Reagrupamiento Nacional (RN) de Le Pen, que ya se creían ganadores, con 143 diputados.

De esta forma se les atragantó el festejo a la ultraderecha francesa y mundial. Se le atragantó no solo a Marine Le Pen y su candidato Jordan Bardella, a quien ya veía como primer ministro, sino también a la Meloni de Italia, a los Bolsonaro, Milei, a los fachos de Vox del Estado español, a los de Chega de Portugal y al mismo facho, racista y misógino de Trump.

La alegría se trasladó a miles y miles de trabajadoras y trabajadores y jóvenes que festejaban en las calles de Francia, en especial en la Plaza Stalingrado de Paris, que rememora la gran batalla de la Segunda Guerra Mundial donde empezó a ser derrotado Hitler y el Tercer Reich. Allí estaban la juventud con las banderas palestinas y carteles de repudio al genocidio del estado sionista de Israel. Allí estaban miles de las y los que habían protagonizado las huelgas y marchas masivas, en 2023, contra la reaccionaria reforma previsional de Macron.

Justamente fue su vuelco masivo a votar, lo que dio por tierra el posible triunfo electoral de la ultraderecha. La segunda vuelta tuvo una participación récord de 67,1%.

En las elecciones para el parlamento de la Unión Europea (UE) del 9 de junio, se había expresado un voto castigo a los gobiernos capitalistas, tanto de centro derecha (Macron) como de centro izquierda (la socialdemocracia del estado español o Alemania). Se expresó con una gran abstención y un alto voto equivocado a sectores de derecha liberal (Alemania) y de la ultraderecha (Francia e Italia). En Francia ya se daba como un hecho que la ultraderecha iba a consolidar esa tendencia con lo que se vaticinaba como “triunfo histórico” de Marine Le Pen. Su fracaso dio por tierra con ese pronóstico y mostró que la clase obrera francesa y su juventud combativa y pro palestina, no están derrotadas. 

También frenó o relativizó la tendencia electoral hacia la ultraderecha, la elección del Reino Unido del 4 de julio. Allí el Partido Laborista (PL), la centroizquierda inglesa, barrió con 14 años de gobierno de los conservadores herederos de Margaret Thatcher. Fue la derrota electoral mas dura del Partido Conservador en su larga historia de gobiernos imperialistas. Sabemos que el Partido Laborista es parte de una centroizquierda que ya ha gobernado al servicio de la burguesía imperialista británica, con Tony Blair, entre otros. Pero lo importantes es que millones de trabajadoras y trabajadores ingleses castigaron a la derecha conservadora con un voto castigo, en este caso al PL, no a una variante de ultraderecha, reflejando en forma distorsionada las grandes huelgas que fueron protagonizando entre 2022 y 2023. En enero del 2024, por ejemplo, se produjo una histórica huelga de médicos.

En Francia el otro gran perdedor, además de la ultraderecha de Le Pen, es Macron y su gobierno de centro derecha, por más que logró salir en segundo lugar. Ya en las europeas y en la primera vuelta, no pasó del 20 por ciento. Pagando así la política antiobrera, antipopular y represiva de su gobierno como la reforma de las pensiones, violencia policial, persecución a los migrantes y apoyo al genocidio de Israel al pueblo palestino.

Desde la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI) también sabemos que muchas y muchos votantes al NFP lo hicieron con la nariz tapada, para parar a Le Pen y a la ultraderecha, Esa coalición de centroizquierda, de izquierda reformista, no es parte de la solución sino del problema, algunos de los miembros que hoy figuran en sus listas han estado en el gobierno o incluso han sido presidentes como François Hollande, del Partido Socialista (PS) gobernó para las multinacionales y los grandes empresarios contra la clase trabajadora. Tal cual lo hacen otros supuestos gobiernos de izquierda como en el estado español el de Pedro Sánchez (PSOE) o el alemán de Olaf Scholz (PS). Por otro lado, los demás integrantes del NFP, junto al PS, como la Francia Insumisa (LFI) de Jean-Luc Melenchon, el Partido Comunista (PC) y las direcciones de las centrales obreras, no fueron hasta el final en 2023 en la lucha por derrotar a Macron y su reforma previsional. Se negaron, por ejemplo, a convocar a una huelga general,

Ahora quieren utilizar su triunfo electoral para pactar con Macron ir a un gobierno compartido, reclamando tener el primer ministro. O sea, integrarse a un gobierno capitalista (“cohabitar”). La historia ya ha demostrado, en la misma Francia (con François Mitterrand-PS, presidente de la República Francesa desde 1981 hasta 1995), que los gobiernos de conciliación de clases terminan aplicando los mismos planes de recorte y ajustes contra el pueblo trabajador.

Desde la UIT-CI, como corriente internacional de izquierda trotskista, creemos que la única salida para las y los trabajadores de Francia, es preparase para continuar la lucha y sus movilizaciones.  Tanto para derrotar definitivamente el peligro de la ultraderecha como para enfrentar al gobierno de Macron y sus futuros aliados, que seguirán intentando aplicar nuevos ataques al nivel de vida de las masas y la juventud.

Las elecciones no cerrarán la grave crisis política burguesa que existe en Francia. Será imprescindible volver a las movilizaciones en defensa de salarios y de las pensiones, contra las leyes de migración, en defensa de los sectores públicos como la salud y la educación y en defensa del pueblo palestino.

Desde la UIT-CI llamamos al voto crítico, en la segunda vuelta, a los candidatos del NFP para parar a la ultraderecha. Y en las circunscripciones en las que la elección era entre Macron y Le Pen propusimos el voto nulo o la abstención. Estuvimos codo con codo con esos compañeros y compañeras que han salido a las movilizaciones y al voto contra Le Pen y la ultraderecha. Ahora es necesario avanzar hacia la conformación de un reagrupamiento de fuerzas, en especial las que se reclaman del trotskismo, para construir una alternativa política anticapitalista y socialista, tomando la experiencia del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT-U) de Argentina. Una nueva alternativa unitaria, de independencia política de clase, al servicio de las luchas, que levante un plan económico obrero y popular de urgencia ante la crisis y que luche en la perspectiva de un gobierno de los y las trabajadoras.

UIT_CI 08/07/24

Categorías
General Internacional Sociedad

Kenia: Estallido social contra el ajuste fiscal para pagarle al FMI

Por Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores – Cuarta Internacional

26/6/2024. Desde hace años, Kenia es ahorcada por el FMI. El parlamento aprobó el presupuesto fiscal con el que, el gobierno de William Ruto, busca aumentar impuestos a alimentos y combustibles para pagar los vencimientos de deuda externa al FMI. Ante ello miles salieron a las calles a oponerse. La policía en su represión, asesina a 17 manifestantes, Ruto envía a 600 policías a Haití para comenzar la intervención militar. ¡Abajo el presupuesto de Ruto y el FMI! ¡Basta de reprimir! ¡Fuera la policía keniana de Haití!

Kenia tiene más de 54 millones de habitantes, de los cuales, 31 millones viven en la pobreza y el 73% sufre graves dificultades financieras o no consigue llegar a fin de mes. En este marco, aumento de los artículos de primera necesidad por la aplicación de aumento impositivo empujaría aún más a los trabajadores kenianos al hambre y la pobreza.

A poco de asumir, el gobierno de Ruto aplicó en septiembre del 2022 fuertes medidas de austeridad anulando los subsidios a la harina y al combustible. En Julio del 2023, aplico un impuesto del 1,5% sobre la vivienda y duplicó el IVA sobre el combustible del 8% al 16% llevando el litro de gasolina súper a 212,36 chelines (1,6 USD) (1)  a fines del 2023. Ante esta situación, en julio de 2023, se desarrollaron enormes movilizaciones contra el aumento del costo de la vida. La política del gobierno fue reprimir brutalmente, cientos de detenidos y decenas de asesinados que quedaron en la impunidad (2). Las cosas no cambiaron, Ruto sigue su política y vuelve a la carga para ajustar al pueblo y pagarle al FMI. Mientras, la rabia crece ante la impunidad de los grandes empresarios que evaden impuestos y recién enormes beneficios tributarios por parte del gobierno.

William Ruto: perro faldero del imperialismo y el FMI

El gobierno le mete la mano en el bolsillo de los trabajadores empobrecidos para pagar los intereses de la deuda externa, pidiendo más deuda externa. Mientras aumenta los precios de los productos de primera necesidad, Kenia liquidó 560 millones de dólares (72 mil millones de chelines) del eurobono de 2014 utilizando una parte de los ingresos de un préstamo del Banco Mundial de 1,2 mil millones de dólares que habían recibido a fines de mayo (3). Este ciclo vicioso y saqueador, lejos de resolver el problema, lo empeora aún más. El columnista de Nation.África, Macharia Gaitho, describió la situación el pasado 3 de junio: “Parece que nuestros mandarines del Tesoro Nacional y del Banco Central son meros perros falderos de las instituciones de Bretton Woods, que copian y pegan demandas que constituyen los elementos centrales de otro proyecto de ley de finanzas polémico y totalmente objetable”

Rebelión popular contra el impuestazo

Categorías
Derechos Humanos Internacional Sociedad

Julián Assange recupera su libertad después de años de persecución imperialista

Por Miguel Lamas, dirigente de la UIT-CI

26/06/2024. El fundador de la agencia informativa WikiLeaks, Julian Assange, se declaró culpable de un delito de espionaje como parte de un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos que le permitirá recuperar la libertad tras una batalla judicial de más de una década para evitar ser extraditado a ese país. 

Assange salió el lunes de la prisión de Belmarsh, en Londres, después de 1.901 días recluido en una pequeña celda, lo que incluso afectó su salud, y se presentará ante un juzgado en las islas Marianas de Estados Unidos en el Pacífico. Al declararse culpable, con 62 meses de cárcel, será liberado porque ya cumplió más de 70 meses en Londres. Y volverá a su país, Australia. 

Assange, cuando dirigía WikiLeaks, reveló miles de secretos militares yanquis de los crímenes de guerra en Irak y Vietnam, cuando estaban invadidos por Estados Unidos, entre ellos videos donde los militares norteamericanos asesinaban personas, incluso periodistas. También reveló datos sobre detenidos injustamente en la base yanqui de Guantánamo en Cuba. Assange fundó en 2006 el sitio web Wikileaks, que afirma haber publicado más de 10 millones de documentos, incluidos muchos informes oficiales confidenciales o restringidos relacionados con la guerra, el espionaje y la corrupción. 

Una de las filtraciones más destacadas se produjo en 2010, cuando publicó un video filmado desde un helicóptero militar estadounidense que mostraba la matanza de 18 civiles en Bagdad, Irak. Una voz en la grabación instaba a los pilotos a «quemarlos a todos» y desde el helicóptero se disparó contra las personas en la calle.

La difusión de estas informaciones con detalles de los crímenes de guerra de los imperialistas invasores yanquis, evidentemente aumentaron el repudio mundial a Estados Unidos. 

Assange pasó 7 años exiliado en la embajada ecuatoriana en Londres y de ahí, fue extraditado y encarcelado en una cárcel en Londres, mientras Estados Unidos seguía los trámites para su extradición a una cárcel yanqui. El objetivo obvio era escarmentar a cualquier periodista del mundo que quisiera mostrar los “secretos” de los crímenes yanquis. 

Esta libertad de Assange, después que pretendieran condenarlo a 175 años de cárcel, es un triunfo del reclamo mundial por su liberación y muestra la crisis de Estados Unidos que trata de justificarse con la ridícula “culpabilidad” de Assange por revelar sus crímenes “secretos”.  

Desde la UIT-CI siempre reclamamos por su libertad y repudiamos los crímenes genocidas del imperialismo yanqui, que hoy se repiten en Gaza con su instrumento de Israel.

Uit-ci.org 26/06/24

Categorías
Derechos Humanos Ecologia Internacional Sociedad

Mekorot: el agua como herramienta de dominación

Por Galizia Alfano Paula , Ferreyra Silvia

Publicado en Dossier, Guerra y genocidio en Palestina: colonialismo y resistencias en tensión, Nuestra América

El genocidio sistemático del sionismo hacia el pueblo palestino está siendo televisado y replicado en redes sociales frente a los ojos del mundo entero. La destrucción, la muerte, el saqueo y la violencia están todas juntas, diseminadas en un pequeño territorio frente a las costas del Mar Mediterráneo. El pueblo palestino, particularmente en Gaza, está sufriendo una segunda Nakba más cruel y más profunda que la primera. 

Más de 35.000 asesinades, la mayoría mujeres e infancias, miles de casas destrozadas, casi ningún hospital en pie, el acceso al agua y el servicio eléctrico fueron diezmados y más de un millón de personas se convirtieron en refugiadas. Estas son algunas de las brutales consecuencias provocadas por el gobierno de Benjamín Netanyahu, a 7 meses de la contraofensiva israelí, luego de los ataques de Hamas el pasado octubre. 

A pesar de las exigencias de los pueblos del mundo para que se detenga la violencia, e incluso con una resolución de la ONU en la que se exigió un cese al fuego, el asedio no se detiene y goza de una magnánima impunidad frente a todas las violaciones de derechos humanos que comete. Pero para comprender los hechos cabe reforzar algo muy importante: la ocupación no comenzó el 8 de octubre, son 76 años de colonialismo, saqueo y destrucción de los cuerpos y territorios del pueblo palestino. 

Si bien mucho se dice y analiza sobre este mal llamada guerra —porque no es otra cosa que un genocidio—, y existen serios y profundos análisis del caso, poco se menciona del carácter profundamente extractivista que tiene esta ocupación. Es en esta perspectiva que pone el foco en los territorios, los bienes comunes y su despojo, que este artículo pretende analizar la ocupación israelí. Para ello daremos a conocer a un actor que opera tras bambalinas y del que poco se sabe aunque sea uno de los pilares centrales para la realización, profundización y viabilidad del apartheid: la empresa estatal de agua israelí, Mekorot. 

Colonialismo de colonos 

Desde el comienzo de la ocupación en 1948, más del 80% del territorio de la Palestina Histórica fue anexado por el Estado israelí violando así el Plan de Partición  (1947,ONU) en el que se preveía sólo un 40 % de las tierras para la constitución del mismo. Ahora bien, hablar de anexión de un territorio no se circunscribe estrictamente a la pérdida de tierra disponible para una población, sino también a la capacidad de reproducir la vida, a la libre circulación y a la posibilidad de sostener prácticas culturales, religiosas o económicas. 

 A lo largo de todos estos años, los sucesivos gobiernos israelíes implementaron un plan sistemático de limpieza étnica hacia el pueblo palestino mediante métodos opresivos basados en la expoliación de los bienes comunes y de los territorios. Además de incontables violaciones a los derechos humanos, como la construcción de muros, la criminalización, la persecución y el asesinato, el sionismo centró parte de su estrategia  colonialista en la destrucción o monopolización de los bienes comunes del pueblo palestino.

Mediante el avance violento de asentamientos ilegales, aplicando desalojos forzosos a las familias palestinas e instalando allí a colonos israelíes, destruyendo casas, poblados y campos agrícolas, principalmente de olivos —práctica milenaria del pueblo palestino—, privatizando los servicios públicos, prohibiendo la libre circulación, generando desempleo y pobreza, es que profundizan el apartheid y el asedio. Pero hay un elemento clave para la concreción material de estos asentamientos que es vital para el expansionismo sionista: el agua.

Mapa acuíferos palestinos

Categorías
Derechos Humanos General Internacional Sociedad

Fiscal de la Corte Penal Internacional pide el arresto de Netanyahu. ¡Cárcel al genocida y fuera Israel de Palestina!

Por Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores – Cuarta Internacional

20/05/2024. El Fiscal Jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) Karim Kahn, ha solicitado el arresto de Benjamín Netanyahu y su Ministro de Defensa, Yoav Gallant, por “crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en la Franja de Gaza  cometidos en el territorio del Estado de Palestina (en la Franja de Gaza) desde al menos el 8 de octubre de 2023”.

Luego de las demandas presentadas por Sudáfrica y el apoyo de varios países como Bolivia, Brasil, Venezuela y Cuba y la creciente movilización mundial en apoyo a la resistencia Palestina, por primera vez en la historia, desde la creación del Estado de Israel en 1948,  un fiscal de la Corte de la Haya genera un reclamo de este tipo, dando un fuerte golpe político a Netanyahu y su régimen de Apartheid.

Un triunfo de la movilización y la resistencia Palestina

Las acampadas del movimiento estudiantil en las grandes ciudades de los Estados Unidos, Europa y Latinoamérica han acorralado a Netanyahu. La movilización se extiende día a día. El domingo 19 de mayo más de 60.000 personas se movilizaron en Bruselas para denunciar los crímenes de guerra de Israel. También hubo movilizaciones en Barcelona y en decenas de países. 

Delegación de Lucha Internacionalista/UIT-CI en la marcha en Bruselas

Los crímenes de guerra no comenzaron el pasado 8 de octubre. Desde su creación, el Estado de Israel, se ha montado sobre el exterminio del pueblo palestino, su desplazamiento masivo y la colonización criminal del territorio palestino con colonos armados. Pero, la impunidad otorgada por el imperialismo, se encuentra lesionada por la movilización mundial y por el mayor aislamiento de Netanyahu, obligando a que un fiscal dicte el pedido de arresto.

Las limitaciones de la CPI

Categorías
Derechos Humanos General Internacional

Acción global en apoyo al pueblo palestino

or Prensa UIT-CI

17/05/2024. En el marco de un nuevo aniversario de la Nakba, conmemoración de la catástrofe ocurrida el 15 de mayo de 1948 donde se implanta el estado de Israel y se exilia a 700.000 palestinos de sus tierras. En todo el mundo se realizaron acciones en apoyo al pueblo palestino que resiste actualmente los ataques genocidas de Israel en Gaza, la ocupación en Cisjordania y la inminente invasión en Rafah. 

Estas acciones se suman a la ola de repudios en el mundo al estado de Israel y su ataque criminal, como los acampas de estudiantes universitarios en Estados Unidos  y Europa.

La UIT-CI es parte de estas acciones que se llevan a cabo en todo el mundo, con su campaña permanente en solidaridad con la resistencia Palestina. 

El pasado miércoles 15 de mayo se realizaron actos en varias ciudades, acompañadas de marchas, radios abiertas o sumándose a los acampes universitarios. 

En Barcelona, las y los compañeros de Lucha Internacionalista que son parte de los acampes universitarios, también se sumaron al acto por el aniversarios de la Nakba, donde intervino el compañero Marc del Alcázar, dirigente estudiantil.

En Argentina se realizó un acto unitario junto al Comité argentino de solidaridad con el pueblo palestino, donde intervino Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista y Jorgelina Bueno del Centro de Estudiantes de Ciencias Exactas de la UBA, también referente del movimiento estudiantil e Izquierda Socialista.

En Chile, intervino el dirigente del MST, sección de la UIT-CI, Rainier «Oso» Rios en la actividad organizada junto a la comunidad palestina de la ciudad, organizaciones políticas, sociales y feministas. 

También se realizaron acciones en Brasil, en San Pablo y Rio de Janeiro, donde participaron compañeras y compañeros de la CST. Al igual que en Bolivia, donde compañeros de PT participaron de la concentración en La Paz en las puertas de la embajada yanqui. En Panamá y Perú, Propuesta Socialista y el PT-Uníos también fueron parte de las acciones en apoyo a la resistencia palestina. Al igual que en Venezuela, el Partido Socialismo y Libertad, se sumó al repudio a los crímenes sionistas con la intervención de Miguel Ángel Hernández, dirigente de la UIT-CI y el PSL. 

Desde la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores – Cuarta Internacional llamamos a seguir movilizados en solidaridad con la resistencia del pueblo palestino. ¡Por un alto el fuego inmediato! ¡No a la invasión sobre Rafah! ¡Por el retiro de todas las tropas sionistas de todo el territorio histórico de palestina desde el rio al mar! ¡Por el retorno de todos los refugiados a su territorio! ¡Fuera Israel de Palestina! ¡Por una palestina, única, laica, democrática y no racista! ¡Palestina libre del rio al mar!

uit-ci.org/index.php/2024/05/17/accion-global-apoyo-al-pueblo-palestino

http://uit-ci.org/wp-content/uploads/2024/05/2z-jFgTBge2HzKoN.mp4?_=1

http://uit-ci.org/wp-content/uploads/2024/05/WhatsApp-Video-2024-05-16-at-22.43.48.mp4?_=2

http://uit-ci.org/wp-content/uploads/2024/05/RJ-manifestacao-em-apoio-aos-povo-palestino.-Confira-a-fala-de-Barbara-Sinedino-coordenadora-nacional-da-CST-e-pre-candidata-socialista-e-revolucionaria-a-vereadora-na-cidade-do-Rio-de-Janeiro..mp4?_=3

Categorías
General Internacional Sociedad

Memorias de la revolución de los claveles

Por Prensa UIT-CI

Entrevista a Antonio Grosso,dirigente del MAS, un protagonista del 25 de abril de 1974

António Grosso, actual dirigente del MAS, sección portuguesa de la UIT-CI, fue militante del Grupo Marxista Revolucionario (GMR), el grupo que años más tarde daría origen al MAS, cuando aún estaba en la clandestinidad. En el 50 aniversario del 25 de abril de 1974, entrevistamos a este camarada que tan entusiastamente vivió la revolución portuguesa.

Cuando aún era clandestino, nuestro partido era conocido como Grupo Marxista Revolucionario. ¿Cómo conociste el partido?

Bueno, yo tenía una actividad en el Club Cultural Algés, que era el Primero Acto Club de Teatro. Allí conocí a mi compañera y madre de mis hijas, que era militante del GMR, junto con José Sintra, António Louçã y otros. Así que empecé a participar en algunas reuniones y cursos de formación y empecé a ser militante.

¿Cómo se organizaba el partido en la clandestinidad?

Bueno, debido al ambiente de represión, era una actividad muy discreta y con muchas normas. Todos teníamos seudónimos e intentábamos organizar las reuniones con mucha seguridad. Teníamos algunos contactos, sobre todo en el barrio de Caselas, donde yo vivía, y participábamos políticamente con otras corrientes de la izquierda portuguesa, la llamada CDE (no reformista). La CDE era la Comisión Electoral Democrática, que se presentó a las elecciones antes del 25 de abril, pero que estaba dirigida básicamente por el PCP (Partido Comunista de Portugal). Sin embargo, había un sector que no estaba de acuerdo con algunas de las orientaciones y formó la CDE (no reformista). La mayoría de estos militantes formaron después el MES [Movimiento de Izquierda Socialista] y participamos en reuniones en domicilios particulares, todo muy clandestino.

¿Qué tipo de acciones realizábamos?

Nuestra acción era esencialmente cultural. Sacábamos algunos boletines con poemas de Brecht, traíamos algunos grupos de aficionados que también tenían algunos temas progresistas en sus obras y las representaban en el Caselas Futbol Clube, siempre con alguna referencia a la guerra colonial. Y fue esencialmente a través de eso que tuvimos algunos contactos a los que dimos alguna formación marxista. Pero había gente en el barrio que eran informantes de la PIDE y sabían de ciertas actividades. Además, también participábamos en asociaciones de estudiantes de secundaria.

Entonces estudiabas en la facultad. ¿Cómo era el clima universitario en aquella época?

Era un clima muy represivo. Hubo varias asambleas estudiantiles para discutir contra la guerra colonial, pero casi siempre acababan con la llegada de la policía antidisturbios. Los llamados «gorilas» se introdujeron en las facultades en la época en que Veiga Simão, que también fue ministro de Mario Soares, era ministro de Educación. Estos “gorilas” eran PIDEs de paisano (civil) que asistían a las reuniones y cuando aparecían, daban una paliza a todo el mundo, indiscriminadamente.

Todo era convocado de boca en boca y las reuniones tenían que celebrarse rápidamente porque se sabía que la policía antidisturbios y la PIDE llegarían en cualquier momento.

¿Dónde estabas el 25 de abril?

Categorías
General Internacional Sociedad

Portugal: A 50 años de la “revolución de los claveles”

Por Federico Novo Foti, El Socialista, Argentina.

22/3/2024. El 25 de abril de 1974 se produjo la gran revolución encabezada por el llamado Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA) formado por jóvenes oficiales, con amplio apoyo de los suboficiales y soldados, popular y obrero, conocida como la “revolución de los claveles”.  

La revolución derrocó una dictadura fascista que había gobernado Portugal durante 48 años, instalada por el golpe militar de 28 de mayo de 1928, encabezado desde 1932 por Antonio de Oliveira Salazar, quien permaneció en el poder hasta 1968, hasta que fue reemplazado por Marcelo Caetano, como continuador del régimen dictatorial. 

La chispa que encendió el fuego de la revolución provino de la crisis en las propias filas de las fuerzas armadas. Sectores de la oficialidad y las tropas portuguesas sufrían el desgaste de la ocupación colonial en África. La resistencia de los pueblos oprimidos había dado lugar a una guerra colonial que ya se prolongaba por más de una década en Mozambique, Guinea-Bissau, Angola y Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe y que no tenía solución militar.

La rebelión de las tropas en Lisboa el 25 de abril hizo que entrasen en escena las masas populares, saludando la caída de la dictadura. Ese mismo día, las y los trabajadores, la juventud y los sectores populares antidictatoriales se volcaron a los cuarteles a saludar a los militares rebeldes y a entregarles claveles, ignorando los avisos para quedarse en casa. 

Se inició una revolución obrera y socialista

 Así la “revolución de los claveles” se transformó en una revolución anticapitalista, obrera y socialista. Se dio inicio a un proceso revolucionario de movilización y organización que fue contra todas las viejas instituciones represoras y contra la misma burguesía portuguesa.

Los comités de fábrica se multiplicaron y también en la base de las fuerzas armadas surgieron comités. La revolución colonial en África, que fue parte del proceso, siguió desarrollándose, y la mayoría de las colonias africanas se independizaron del yugo imperialista.

El 1° de mayo en Lisboa se hizo una gran movilización de cerca del millón de personas gritando “muerte al fascismo” y “muerte a los PIDES”, que era la policía política del régimen. El MFA y los partidos obreros reformistas, el Partido Comunista de Portugal (PCP) y el Partido Socialista (PS), se incorporaron a un gobierno burgués de “unidad nacional” encabezado por el general Antonio de Spínola y con la participación de partidos de derecha democrática. En el MFA coexistían los spinolistas con sectores más radicalizados de la oficialidad joven. El MFA representaba a la pequeña burguesía radicalizada y tenía un programa democrático que no rompía con el capitalismo. Mientras, en los cuarteles los soldados y suboficiales se rebelaban frente a sus superiores. La clase trabajadora reclamaba por sus derechos con huelgas y tomas de empresas. La revolución estaba en curso. 

 Las masas derrotan un golpe contrarrevolucionario

Categorías
Cultura Derechos Humanos Internacional Sociedad

ESLABÓN PERDIDO DE GENDARMERÍA

#JorgeRicardoMasetti

Por Hernán Vaca Narvaja

Se cumplen 60 años de la desaparición de Jorge Ricardo Masetti y Atilio Altamira en las montañas de Orán, Salta, en pleno repliegue del Ejército Guerrillero del Pueblo, la vanguardia del Che Guevara en Argentina. Una causa judicial reabierta por la hija del fundador de Prensa Latina choca con la intransigencia de Gendarmería Nacional, que retacea información clasificada vital para saber el destino final del autor de “Los que luchan y los que lloran”, la mejor crónica de guerra del periodismo argentino.

Publicada el 26/04/2024 en Crónicas 

En abril de 1964, el Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP) había sido exterminado y sus combatientes detenidos, muertos o prófugos. La “Operación Santa Rosa” había sido un éxito y así los proclamaba orgullosa Gendarmería Nacional, la fuerza que se colgó la medalla de haber eliminado a la guerrilla del Che Guevara en Argentina. Pero quedó un cabo suelto: los guerrilleros Jorge Ricardo Masetti (nada menos que el Comandante Segundo, encargado de despejar el camino para la llegada del Che) y Oscar Atilio Altamira (“Atilio”), su lugarteniente cordobés, nunca aparecieron. Ni sus cuerpos, ni sus mochilas, ni sus armas. Nada. Se los tragó la selva.

Gobernaba el país el radical Arturo Illia. El 26 de agosto de 1964 sus ministros Juan Carlos Palmero (Interior), Leopoldo Suárez (Defensa) y Ángel Zavala Ortiz (Relaciones Exteriores), comparecieron en sesión secreta en la Cámara de Diputados, donde acusaron a Fidel Castro de exportar su revolución al continente. “Se ha organizado un verdadero aparato para transportar a ciertos elementos a Cuba, donde son adoctrinados, donde hacen su ejercitación y su práctica en guerra de guerrillas, donde se los adoctrina y capacita ideológicamente para atentar contra la estabilidad democrática de los pueblos”, advirtió Palmero.

El ministro de Defensa de Illia contó que el destacamento 20 de Orán había empezado a operar el 28 de febrero de ese año y el 4 de marzo detuvo a los primeros guerrilleros, que ya sumaban 18 capturados en el monte y otros 26 colaboradores detenidos en Salta y Córdoba. El funcionario dio oficialmente por muerto a Masetti: “Se supone que aquellos que han entrado en una inmediata persecución por parte de Gendarmería Nacional, seguramente por la conformación del terreno o por tener que haber afrontado dificultades para atravesar los límites territoriales, posiblemente hayan muerto. Entre ellos, el capitán Segundo (sic), que era quien estaba a cargo de este sector de guerrilleros de Salta. A tal punto esto es factible que actualmente Gendarmería Nacional sigue rastreando algunos lugares en procura de conseguir localizar a estos guerrilleros, si es que existen, o sus cadáveres, si están. Precisamente, al venir a la Cámara, recibí un telegrama donde se me señala que en una acción de este tipo acaban de encontrar el cadáver del guerrillero que se desbarrancó en un lugar que resultaba poco menos que inaccesible. Lo han encontrado y creo que lo han rescatado”. Se refería a Antonio Paul, muerto en brazos de su compañero Héctor Jouve tras quebrarse la columna vertebral al caer de un farallón.

El comandante José San Julián, ex director del Museo de Gendarmería, recordó que el 14 de agosto se organizó una patrulla que llegó hasta Sierra Morada, por encima de los 4.000 metros sobre el nivel del mar. Treparon por el cajón del río Las Piedras y encontraron huellas, raíces y tallos cortados con machete que, dedujeron, podrían indicar la presencia de los guerrilleros en su desesperado afán de supervivencia. Estaban tras los pasos de Masetti y Altamira. “Tiempo después, el mismísimo “Che Guevara” anunciaría la muerte de Jorge Ricardo Masetti (a) “Comandante Segundo”, a familiares y amigos en Buenos Aires. Versión que resultaría confirmada finalmente por dos periodistas que lo habían conocido y tratado, y un anuncio fúnebre publicado en la sección necrológica del diario “En Marcha”, editado en Montevideo. Lo cierto es que Masetti no apareció más”, agregó. Se refería en realidad al semanario Marcha, de Uruguay, donde los periodistas Rodolfo Walsh y Rogelio García Lupo -viejos conocidos y compañeros de Masetti en Prensa Latina- escribieron sendas  semblanzas sobre su amigo en mayo de 1965: “Masetti, un guerrillero” (Walsh) y “Masetti, un suicida” (García Lupo). Ninguno supo en fehacientemente qué ocurrió con Masetti ni estaban en condiciones de “confirmar” su muerte.

La desaparición

“De sus heridas se recupera lo suficiente para poder caminar –especulaba Walsh-, para que no lo tomen prisionero. (Esa perspectiva, recuerdo, lo obsesionaba: “Imagínate, que te agarren, que te hagan cantar, qué vergüenza viejo”). Cuando todo está perdido, cuando el furor de la selva ha aniquilado prácticamente a su grupo, Masetti llena su mochila y se interna en la espesura, monte arriba. No vuelve, todo el mundo sabe que no puede volver”.

García Lupo también imaginó cómo fue el fatídico final de su amigo: “Es probable que Masetti haya llegado a creer que la muerte, sencillamente, no lo quería. La muerte, por ejemplo, respetaba al Che. Él lo sabía. Pero Masetti temía que en su caso hubiera una confusión, ya que se había pasado desafiándola, pero nunca lo había hecho en regla. El día que lo hizo, la muerte lo tomó en serio. Es posible que en el final, Masetti se diera cuenta que había pagado el precio justo para ser un héroe de nuestro tiempo”, escribió.

Más allá de las conjeturas de Walsh y García Lupo, Masetti no decidió perderse en el monte para siempre y mucho menos quitarse la vida. Su misteriosa desaparición contrasta con el asombroso resultado de la meticulosa búsqueda de los gendarmes, que en menos de un mes encontraron a todos los guerrilleros, incluidos los que habían sido fusilados y enterrados por sus propios compañeros. Pero no al “Comandante Segundo” y al guerrillero “Atilio”.

¿No los encontraron?