Categorías
Internacional Sociedad

Exigimos asilo para Snowden y Julian Conrado

Exigimos asilo para Snowden y Julian Conrado

asilo si shows no

Por:  Partido Socialismo y Libertad (PSL)

¡Asilo, sí… shows y negociaciones con el imperialismo, no!

El gobierno de Obama, presentado como una esperanza de cambio por gran parte del chavismo y de la izquierda reformista, pasará a la historia como uno de los gobiernos más guerreristas y restrictivos de las libertades democráticas en los EEUU. El escándalo de espionaje electrónico destapado por medio de las revelaciones que realizara el ex agente de inteligencia yanqui Edward Snowden ponen al descubierto que el gendarme del imperialismo mundial tiene sometidos a todos los países del planeta y no admite más fronteras que las de los intereses de sus transnacionales, diseminadas por todo el mundo. Sin embargo, las deserciones en sus propias filas, como la de Snowden, revelan la crisis de dominación del imperialismo, cuyo control sobre sus propios funcionarios se ha debilitado.

Snowden es un ex funcionario de un organismo criminal del imperialismo. Son harto conocidos los numerosísimos crímenes perpetrados por la CIA en todas partes del mundo: asesinatos, torturas, organización de golpes de Estado, diseño de políticas de terrorismo de Estado, entre otros. No obstante, la decisión de Snowden de desertar y denunciar lo que hace el gobierno norteamericano lo convierte en un perseguido político sobre el que pesa una posible pena de muerte, de caer en manos de las autoridades yanquis. Por ello reivindicamos el derecho de asilo que se merece; derecho que el resto de países imperialistas y dependientes se niegan a otorgarle, llegando al extremo, en el caso de Francia, Portugal y España, a negar el sobrevuelo al avión del presidente boliviano, alegando que podría trasladar al perseguido político Snowden.

Nosotros exigimos a los gobiernos que se autodenominan como democráticos y a los organismos defensores de derechos humanos de todo el mundo a proteger a Snowden de la persecución norteamericana, al tiempo que les reclamamos que constituyan un Tribunal Internacional de Investigación conformado por personalidades democráticas de reconocida trayectoria, de organizaciones defensoras de derechos humanos, gremiales, de los trabajadores y de los pueblos del mundo, que tengan como misión compilar toda la información referente a la maraña criminal de espionaje, que conduzca a una condena enérgica al imperialismo norteamericano, su gobierno, sus instituciones políticas, económicas y militares, así como la complicidad de sus aliados.

En el caso de todos los gobiernos de la Unasur, los emplazamos a realizar un pronunciamiento no únicamente en defensa del presidente de Evo Morales, como lo han hecho; sino que también lo hagan exigiendo el respeto a los millones de inmigrantes latinoamericanos en territorio norteamericano, europeo o asiático donde se les desconocen y pisotean sus derechos, además de ser tratados como los modernos esclavos humanos sin derechos laborales. No aceptamos discriminación alguna que sólo pretenda defender a Presidentes y funcionarios de gobierno, exigimos asistencia y protección a los millones de ciudadanos inmigrantes vilipendiados en territorios extrajeros.

¡¡Asilo, sí… shows y negociaciones con el imperialismo, no!!

Reivindicamos los ofrecimientos de asilo que Nicaragua y Venezuela han hecho a Snowden, pero alertamos y rechazamos que dichos ofrecimientos escondan la perversa intención de utilizar a Snowden como bandera política para negociaciones futuras con el imperialismo. Para nadie es un secreto que el gobierno venezolano ha adelantado reuniones entre el secretario de Estado, John Kerry, y el ministro Elías Jaua, con miras a la plena normalización de las relaciones diplomáticas. En el caso del gobierno de Maduro, además exigimos que del mismo modo que se ofrece asilo a Snowden, el gobierno se comprometa a suspender las extradiciones de combatientes y perseguidos políticos colombianos o de cualquier otra nacionalidad a gobiernos represores y propimperialistas como el gobierno colombiano. Por ello, exigimos que se conceda el asilo a Julian Conrado, perseguido político colombiano preso en territorio venezolano.

Tenemos razones para no fiarnos del gobierno venezolano, que se ha distinguido por su doble discurso político y la permanente criminalización de la protesta que violenta los derechos humanos y democráticos de los luchadores obreros y populares. Prueba de ello es que frente al episodio sufrido por Evo Morales en Europa, el Presidente Maduro se rasgó las vestiduras hablando de la defensa de las raíces indígenas del presidente, pero nada hace frente al asesinato del Cacique Sabino Romero y mantiene secuestrado a Julian Conrrado. Es por ello que así como reclamamos asilo para Snowden, el gobierno del Presiente Maduro se comprometerse a cesar y archivar el juicio a Rubén González y levantar todas las medidas que la Fiscalía adelante contra trabajadores, campesinos e indígenas procesados por luchar en defensa de sus derechos. Exigimos que se haga justicia en los casos de los luchadores sociales como Sabino Romero, Richard Gallardo, Luis Hernández, Carlos Requena, Argenis Vásquez, centenares de víctimas del sicariato con motivaciones políticas, y se le otorgue el asilo a Julian Conrrado.

La MUD se arrodilla ante Obama y la CIA

No podemos dejar de constatar la miseria de la MUD y su posición proimperialista, al oponerse a un eventual asilo a Snowden, alegando que traería represalias económicas por parte del gobierno de los EEUU. Fueron durante cuarenta años de gobiernos puntofijistas los perros guardianes de los intereses imperialistas, y siguen aspirando a volver a jugar ese rol. Una salida verdaderamente revolucionaria para nuestro país, aquejado por una severa crisis económica, política y social, solo puede venir de la mano de la clase trabajadora, sus organizaciones y de la construcción de un instrumento político revolucionario.

Caracas, 12 de julio

LaClase 12/07/13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *