Categorías
General Internacional

Nahuel Moreno y su legado internacionalista, a 100 años de su nacimiento

Por Federico Novo Foti, para El Socialista

15/04/2024. El 24 de abril de 1924 nacía en Argentina, Nahuel Moreno, el más consecuente dirigente trotskista de la segunda mitad del siglo XX. Moreno batalló en el trotskismo contra oportunistas y sectarios, defendiendo la importancia de construir partidos revolucionarios y la Cuarta Internacional. En el marco de los homenajes que estamos realizando Izquierda Socialista y la UIT-CI a cien años de su nacimiento, en este segundo artículo rescatamos sus aportes en la construcción de la Cuarta Internacional.

En Argentina, a mediados de la década de 1940, el Grupo Obrero Marxista (GOM), orientado por Nahuel Moreno, había comenzado a dar los primeros pasos en la tarea de construir un partido revolucionario inserto en la clase obrera y sus luchas. Una tarea que encaraba a contracorriente, con el peronismo en el gobierno.1 En marzo de 1948, Moreno zarpó en el buque “Provence” rumbo a Francia. Con 24 años había sido elegido como delegado del GOM para participar del segundo congreso de la Cuarta Internacional en París.2
En su primera participación en un congreso de la Cuarta Internacional, Moreno abrazó la causa internacionalista. Desde entonces siguió con pasión la situación mundial y la posibilidad de acompañar los procesos más importantes de la lucha de clases mundial. También, entabló duras polémicas contra los oportunistas y sectarios en el movimiento trotskista. Décadas más tarde aún sostenía, “si la economía [capitalista] es mundial tiene que haber una política mundial y una organización mundial de los trabajadores para que toda revolución, todo país que hace su revolución, la extienda a escala mundial […] el socialismo no puede ser nada más que mundial”.3

Polémicas en la Cuarta Internacional

Categorías
Derechos Humanos Internacional Sociedad

Sudán: guerra civil, multinacionales y 9 millones de desplazados

Por Miguel Lamas, dirigente de la UIT-CI

20/4/2024. Se cumplió un año, el 15 de abril, de la lucha armada entre los dos bandos militares que se disputan Sudán y sus riquezas en primer lugar el oro. Ambos bandos pelean entre ellos, pero están reprimiendo salvajemente a la mayoría del pueblo trabajador de Sudán. 

El conflicto, que enfrenta a las Fuerzas Armadas Sudanesas (FAS), encabezas por el general Abdelfatah al Burhan, con el grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR), del general Mohamed Hamdan Dagalo, conocido como Hemedti, produjo más de 9 millones de desplazados de sus casas y lugares de vivienda e innumerables civiles muertos o gravemente heridos. 

En realidad, la mayor parte de los desplazados y el hambre que está sufriendo la mitad de la población de 45 millones de habitantes de Sudán, se produce mayormente por la brutal represión de ambos bandos militares a la población civil. En su gran mayoría no está involucrada en el conflicto entre esos dos bandos, pero es expulsada por militares que entran a sus casas, que además violan mujeres y se roban sus pertenencias, o sufren bombardeos aéreos de sus viviendas. 

Como lo dice una nota periodística del diario español El Salto “La confrontación entre el ejército y las milicias en Sudán implica una guerra contra la población que se levantó por la democracia y ahora lucha por su supervivencia”.

La rebelión popular del 2019 y la contrarrevolución

Categorías
General Internacional

A 100 años del nacimiento de Nahuel Moreno

Escribe Federico Novo Foti

Hace cien años nacía Nahuel Moreno, uno de los principales dirigentes del trotskismo. Fue el más consecuente y decidido continuador de las enseñanzas de León Trotsky. Dedicó su vida a la construcción de partidos revolucionarios y la Cuarta Internacional. Maestro y fundador de la corriente “morenista”, que integramos con orgullo Izquierda Socialista y la UIT-CI, en este primer artículo lo homenajeamos repasando su experiencia en Argentina en la tarea de construir partidos obreros revolucionarios.

Hugo Miguel Bressano Capacete, más conocido como Nahuel Moreno, nació el 24 de abril de 1924 en Alberdi, un pueblo de la provincia de Buenos Aires. En 1942, un trabajador marítimo de apellido Faraldo lo ganó para el trotskismo.

El trotskismo había nacido en la década de 1920. León Trotsky, máximo dirigente de la Revolución Rusa junto a Vladimir Lenin, batalló contra la política de conciliación de clases y el abandono de la lucha por conquistar gobiernos de trabajadores y el socialismo mundial por parte las direcciones socialdemócratas (los partidos socialistas) y el aparato estalinista que impuso la política del “socialismo en un solo país” desde que comenzó a dominar el estado soviético, los partidos comunistas y la Tercera Internacional, tras la muerte de Lenin en 1924. Antes de ser asesinado en 1940 a manos de un agente estalinista, Trotsky escribió el “Programa de Transición” para la revolución socialista y fundó la Cuarta Internacional, una nueva organización para dar continuidad a la lucha por el programa revolucionario.

El trotskismo obrero en Argentina  

Categorías
Cultura Internacional Sociedad

Lenin: A 100 años de su muerte

Escribe Prensa UIT-CI

Vladmir Ilich Ulianov, quien pasaría a la historia con el seudónimo de Lenin, nació un 22 de abril de 1870 y dejó de existir el 21 de enero de 1924. Precisamente se está cumpliendo un centenario de su muerte.

En el VIII congreso de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI), realizado el pasado mes de diciembre, se acordó llevar adelante durante este año una campaña de propaganda y difusión en homenaje a Lenin, principal dirigente de la Revolución Bolchevique, fundador del Estado Soviético y de la Tercera Internacional. En la misma presentaremos una serie de artículos sobre sus diversas facetas como revolucionario internacionalista, así como otros materiales, charlas, etc.

21/01/2024 Charla de homenaje a Lenin a 100 años de su fallecimiento

Al cumplirse 100 años de la muerte del revolucionario ruso Vladimir Lenin (21 de enero de 1924) se realizó en la ciudad de Barcelos, Portugal, una charla de homenaje. El evento se produjo en este 21 de enero de 2024 en la sede del MAS (Movimiento Alternativa Socialista), sección portuguesa de la UIT-CI.

La charla estuvo a cargo de Miguel Sorans, de Izquierda Socialista (Argentina) y Josep Lluís, de Lucha Internacionalista (Estado Español), ambos dirigentes de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI). Renata Cambra, dirigenta del MAS estuvo en la mesa coordinando el evento.

Lenin, fue el principal dirigente de la Revolución Rusa de 1917, dirigente del partido Bolchevique, fundador del Estado Soviético y de la Tercera Internacional en 1919.

Se ratificó la vigencia del legado político, práctico y teórico de Lenin, resaltando la importancia de continuar la lucha construyendo partidos revolucionarios y la UIT-CI, para seguir organizados para pelear por el fin del sistema capitalista-imperialista logrando gobiernos de las y los trabajadores y un verdadero Socialismo con democracia para el pueblo trabajador en todo el mundo.

Se reproduce un video con una breve síntesis de la charla-homenaje

21/01/24. «A cien años de la muerte de Lenin»

Categorías
Derechos Humanos General Internacional

Alemania prohíbe el Palæstina Kongress

Por Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores – Cuarte Internacional 

14/04/2024.

Desde la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI) denunciamos la prohibición del Palæstina Kongress, organizado en Berlín para denunciar la complicidad de Alemania en el genocidio en curso en Palestina. El congreso, al que se habían inscrito 600 participantes, que contaba con un programa de panelistas internacional de primer nivel, fue disuelto por la policía unos minutos después de haber empezado.

Una compañera de Lucha Internacionalista, sección de la UIT-CI en el estado español, que viajó a Berlín para del congreso, fue testigo de la represión. Durante horas, 2.500 agentes de la policía llegados de toda Alemania, rodearon el edificio donde debía celebrarse el evento y entraron en el recinto y el edificio. Redujeron el aforo a 250 participantes por «razones de seguridad» sin justificar, con lo que la mayoría de activistas se quedaron fuera. A pesar del trabajo previo para que toda la prensa asistente estuviera acreditada, la policía abrió una puerta trasera para que entraran 50 periodistas sin acreditación. Esa misma prensa había estado difamando al congreso con acusaciones de antisemitismo y apoyo a la violencia, a pesar de que las portavoces de la conferencia aclararon en repetidas ocasiones, en ruedas de prensa y entrevistas, el compromiso del congreso “con los derechos humanos de todas las personas y pueblos del mundo”. 

Unos 30 policías se desplegaron en la sala para intimidar a los participantes. Ordenaron a los organizadores leer sus condiciones para el desarrollo del congreso: no podía haber referencias contra la existencia del estado de Israel, apoyo a la «violencia » ni exhibición de símbolos de la red de apoyo a las personas presas palestinas Samidoun o del Frente Popular por la Liberación y otras organizaciones que Alemania considera ilegales.  Finalmente, el congreso empezó, pero a la media hora la policía cortó la luz de todo el edificio para impedir la retransmisión online y con un altavoz anunciaron la cancelación de los tres días de congreso y que había que desalojar la sala. Dos miembros de la organización alemana Voces Judías por una Paz Justa (judíos antisionistas) fueron retenidos. En Alemania, los derechos a la libertad de expresión y asociación quedan en papel mojado cuando las grandes potencias defienden al estado genocida de Israel. 

Pero la represión había empezado mucho antes. Desgraciadamente, esto no es nuevo: en las semanas anteriores al congreso los grupos organizadores sufrieron ataques mediáticos, políticos, económicos (la cuenta corriente de Voces Judías fue clausurada), y legales. El médico palestino Ghassan Abu Sitta, invitado al Congreso para relatar su experiencia trabajando en los hospitales de Gaza en las primeras semanas del genocidio, fue retenido en el aeropuerto de Berlín y enviado de vuelta a Londres. Le prohibieron realizar cualquier actividad política en Alemania e incluso dar su conferencia online desde el extranjero bajo amenaza de multas. Como él mismo dijo, Alemania es cómplice en el genocidio y no permite hablar a quienes han sido testigos de ello. Abu Sitta es ciudadano británico y rector de la Universidad de Glasgow. También Yanis Varoufakis, exministro de Syriza y dirigente de Diem 25, fue vetado en Alemania después de publicar en un tuit un vídeo con la intervención que había preparado para el congreso.

El sábado 13 una manifestación recorrió el centro de Berlín para denunciar la prohibición del congreso en un ambiente cargado de energía y combatividad. Al día siguiente, hubo concentraciones delante de las embajadas alemanas en más de 20 ciudades, entre ellas: Dublin, Londres, Paris, Tokio, Nueva York, Barcelona, Chicago y Ciudad de Mexico. 

http://uit-ci.org/wp-content/uploads/2024/04/WhatsApp-Video-2024-04-15-at-10.39.11.mp4?_=1

Categorías
Derechos Humanos General Internacional

EEUU veta por tercera vez una resolución para pedir desde el Consejo de Seguridad de la ONU un alto el fuego en Gaza

El veto de EEUU bloquea un Consejo de Seguridad de la ONU que espera votar una nueva resolución sobre Gaza
La Administración de Joe Biden ha vetado ya dos veces en solitario sendas resoluciones que pedían un alto el fuego en el enclave palestino.

El texto, que había sido presentado por Argelia no ha contado con el visto bueno de EEUU, que justifica su posición afirmando que «no es el momento» para llevarla a cabo.

Redacción HuffPost / Europa Press

Estados Unidos ha bloqueado de nuevo este martes en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución para pedir un alto el fuego en la Franja de Gaza, ya que considera que «no es el momento» porque no contribuiría a un acercamiento entre el Gobierno israelí y Hamás. Con esta, ya son tres las ocasiones en las que el país norteamericano ha frustrado las expectativas de la ONU de intentar acordar un alto el fuego provisional en la región.

El texto había sido presentado en esta ocasión por Argelia y abogaba por el respeto del Derecho Internacional en la Franja y ya había sido recibido con reticencias por Estados Unidos, que habría planteado una propuesta alternativa en la que se aparcaba el llamamiento a un alto el fuego inmediato.

Finalmente, la delegación norteamericana ha hecho valer su derecho de veto para tumbar la resolución argelina con un único voto en contra. De los otros 14 países miembros del Consejo, 13 han votado a favor, mientras que Reino Unido –que también tiene capacidad de bloqueo– ha optado por la abstención.

«A veces la diplomacia lleva más tiempo de lo que nos gustaría», ha argumentado la embajadora estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, antes de hacer efectivo el ‘no’ de Washington, alegando que las negociaciones en marcha son especialmente «sensibles» y que la resolución «complica estos esfuerzos».

Para el embajador ruso Vasili Nebenzia, la posición de Estados Unidos concede a Israel «licencia para matar», mientras que el representante chino, Zhang Jun, considera que la Administración de Joe Biden se equivoca en su posición en un momento en el que cientos de miles de palestinos viven al límite en la Franja de Gaza.

La inacción por parte del Consejo previsiblemente desencadenará una nueva sesión de emergencia en la Asamblea General de la ONU, el órgano en el que sí están representados todos los Estados miembro de la organización y en el que ningún país tiene posibilidad de vetar texto alguno.

https://www.huffingtonpost.es/global/eeuu-veta-tercera-vez-resolucion-pedir-consejo-seguridad-onu-alto-fuego-gaza.html

Categorías
Derechos Humanos General Internacional

El último recurso de Julian Assange

Fuentes: The Chris Hedges Report / Ilustración: Mr. Fish, Assange, el Nuevo Prometeo

Por Chris Hedges | 20/02/2024 | Conocimiento Libre

Traducido para Rebelión por Paco Muñoz de Bustillo

Julian Assange presentará esta semana el último recurso ante la justicia británica para evitar su extradición. Si es extraditado, será la muerte de las investigaciones sobre los entresijos del poder por parte de la prensa.

Si esta semana se deniega a Julian Assange el permiso para recurrir su extradición a Estados Unidos ante un panel de dos jueces del Tribunal Supremo de Londres, no le quedará ningún recurso dentro del sistema judicial británico. Sus abogados pueden pedir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) una suspensión de la ejecución en virtud del artículo 39, que se concede en «circunstancias excepcionales» y «sólo cuando existe un riesgo inminente de daño irreparable». Pero no es nada seguro que el tribunal británico acceda. Puede ordenar la extradición inmediata de Julian antes de una instrucción en virtud de la Regla 39 o puede decidir hacer caso omiso de una petición del TEDH para permitir que dicho tribunal europeo estudie su caso.

La persecución de casi 15 años contra Assange, que se ha cobrado un alto precio en su salud física y psicológica, se hace en el marco de la extradición a Estados Unidos, donde sería juzgado por presunta violación de 17 cargos de la Ley de Espionaje de 1917, con una posible condena de 170 años.

El «delito» de Julian es haber publicado en 2010 documentos clasificados, mensajes internos, informes y vídeos del Gobierno y el ejército de Estados Unidos, facilitados por la denunciante del ejército estadounidense Chelsea Manning. Este vasto material reveló masacres de civiles, torturasasesinatos, la lista de detenidos en Guantánamo y las condiciones a las que estaban sometidos, así como las Reglas de Enfrentamiento en Irak. Quienes perpetraron estos crímenes -incluidos los pilotos de helicópteros estadounidenses que abatieron a tiros a dos periodistas de Reuters y a otros 10 civiles e hirieron gravemente a dos niños, todos ellos captados en el vídeo Collateral Murder– nunca han sido procesados.

Julian expuso lo que el imperio estadounidense trata de borrar de la historia.

Categorías
Derechos Humanos Internacional

Dentro de la prisión de Belmarsh con Julian Assange

El fundador de WikiLeaks teme que su encarcelamiento, la vigilancia del gobierno estadounidense y las restricciones a la financiación del grupo hayan ahuyentado a nuevos denunciantes.

por Charles Glass


Una audiencia de dos días en el Tribunal Superior de Londres, los días 20 y 21 de febrero, determinará si al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se le concederá una apelación contra la extradición a Estados Unidos. La decisión de extraditar, tomada por la entonces ministra del Interior, Priti Patel, podría acarrear una pena de prisión de hasta 175 años por cargos de espionaje e intrusión informática, por haber revelado crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos en Afganistán y Guerras de Irak. Podría tener graves repercusiones en el periodismo. En la edición de este mes, Charles Glass visitó a Julian Assange en la prisión de Belmarsh, donde ha estado durante casi cinco años. «Su encarcelamiento, la vigilancia del gobierno estadounidense y las restricciones a la financiación de WikiLeaks alejan a posibles denunciantes», escribió Glass.


MP Belmarsh, Londres, 14.30 horas del miércoles 13 de diciembre de 2023. Julian Assange entra a la zona de visitantes. Destaca en la columna de 23 prisioneros por su altura – 6′ 2″ – y sus sueltos mechones blancos con barba recortada. Entrecierra los ojos, buscando un rostro familiar entre las esposas, hermanas, hijos y padres de los otros reclusos. Estoy esperando, según lo asignado, en D-3, uno de los alrededor de 40 juegos de pequeñas mesas de café rodeadas por tres sillas tapizadas (dos azules y una roja) atornilladas al piso de lo que parece una cancha de baloncesto. Nos detectamos, caminamos hacia adelante y nos abrazamos. Es la primera vez que lo veo en seis años. «Estás pálido». Con una sonrisa traviesa, bromea: «La llaman prisión pálida».

No ha estado al aire libre desde que se refugió en la estrecha embajada de Ecuador en Londres en junio de 2012. Las ventanas francesas de la embajada permitían vislumbrar el cielo; Aquí, en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, en el sureste de Londres, su domicilio desde el 11 de abril de 2019, no ha visto el sol y está confinado en una celda durante 23 horas al día. Su única hora de recreación se desarrolla entre cuatro paredes, bajo supervisión.

Categorías
General Internacional

Tras cuatro meses de la guerra genocida de Israel

Por Gilbert Achcar | 16/02/2024 | Palestina y Oriente Próximo

Fuentes: Al-Quds al-Arabi

Han transcurrido cuatro meses desde la operación «Inundación de Al-Aqsa» y el comienzo de la guerra genocida sionista que le siguió. La situación ha superado ya a la Nakba de 1948 tanto en intensidad del desastre como en términos de horror. Consideremos los hechos presentados por el relator especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a una vivienda adecuada en un notable artículo publicado por el New York Times el 29 de enero: Israel lanzó sobre la Franja de Gaza tantos explosivos como el equivalente a dos bombas atómicas del tipo que utilizó Estados Unidos sobre Hiroshima en 1945.

Este bombardeo masivo ha provocado hasta ahora la destrucción de aproximadamente el 70% de los edificios de todo el enclave, y del 85% en su mitad norte. Como resultado, 70.000 viviendas quedaron completamente destruidas y 290.000 parcialmente destruidas. Si a esto añadimos la destrucción de la infraestructura de servicios como el agua y la electricidad, y el sistema sanitario, incluidos los hospitales, así como la red educativa (escuelas y universidades), los lugares culturales y religiosos, y los edificios históricos, el resultado es una erradicación casi completa de la Gaza palestina. Esto es similar a la erradicación de la mayoría de los rastros de la vida palestina mediante la destrucción de unas 400 ciudades y pueblos en el 78% de la tierra de Palestina de la que se apoderó el Estado sionista en 1948, entre el río y el mar.

El relator de la ONU propuso añadir un nuevo crimen a la lista de crímenes contra la humanidad, un crimen que denominó «domicidio». Mencionó casos en los que este concepto se aplica en el siglo actual: Grozni, en Chechenia, completamente destruida por el ejército ruso de Vladimir Putin a principios del presente siglo; Alepo, en Siria, destruida por el ejército ruso aliado con las fuerzas iraníes y del régimen de Assad en 2016; y Mariupol, en Ucrania, destruida por el ejército ruso en los primeros meses de la invasión rusa de Ucrania en 2022. A la lista del relator hay que añadir Faluya, en Irak, destruida en su mayor parte por el ejército estadounidense en 2004, en el segundo año de su ocupación de Irak, así como Mosul, en Irak, y Raqqa, en Siria, ambas destruidas por las fuerzas estadounidenses y sus aliados durante la guerra contra el ISIS en 2017.

Categorías
General Internacional

La primera guerra conjunta entre Estados Unidos e Israel

por Gilbert Achcar , 22 de enero de 2024

a guerra de las fuerzas militares israelíes contra Gaza, tras el ataque de Hamás del 7 de octubre, es la primera guerra israelí en la que Washington es cobeligerante. Estados Unidos apoya abiertamente el objetivo proclamado de la guerra y está bloqueando los llamados a un alto el fuego en las Naciones Unidas, al mismo tiempo que proporciona armas y municiones a Israel y actúa para disuadir a otros actores regionales de intervenir en el conflicto para ayudar a Hamás.

Estados Unidos no dio apoyo militar a Israel en el momento de su creación: al principio se presentó como un árbitro imparcial entre Israel y sus vecinos árabes, ordenando a ambos un embargo de paquetes de armas que permaneció en vigor hasta el final de la presidencia de Dwight Eisenhower (1953-1953). 61). En los primeros años, Israel tuvo que depender de Alemania Occidental y Francia para su financiación y armamento. La situación cambió cuando John F. Kennedy, enfrentado al nacionalismo árabe radicalizado liderado por el Egipto de Nasser y a los reveses de la influencia estadounidense en el Medio Oriente, decidió confiar en Israel y comenzó a enviarle armas.

Este fue el comienzo de una «relación especial» que resultaría muy especial: entre su creación en 1948 y principios de 2023, Israel recibió más de 158 mil millones de dólares en ayuda estadounidense, incluidos más de 124 mil millones de dólares en ayuda militar, lo que lo convierte en el mayor receptor acumulado de financiación estadounidense desde la Segunda Guerra Mundial  ( 1 ) . Cada año, Estados Unidos proporciona a Israel ayuda militar por valor de casi 4.000 millones de dólares.